Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El jefe zonal del Ejército evalúa el escenario de la Provincia de Limarí frente a la explosiva alza de contagios de covid-19 en los últimos días. En entrevista con El Día, el general ahonda en las estrategias con las que se busca evitar el regreso al confinamiento, entre las que destaca un nuevo y fortalecido Plan Ovalle.

Frente al aumento de casos de covid-19 en Ovalle, las autoridades comienzan a preparar estrategias para evitar un retroceso de fase. El evidente relajo en el comportamiento de la comunidad se ha visto reflejado en las cifras entregadas por la autoridad sanitaria, y este lunes la capital del Limarí alcanzaba los 104 contagios totales.

En entrevista con El Día, el general Patrice Van de Maele, jefe de la Defensa Nacional, evaluó el escenario actual y analizó los factores que estarían generando el complejo presente de la comuna, que se convierte una vez más en la más afectada por el coronavirus en la Región de Coquimbo. 

Un Plan Ovalle 2.0 sería una de las medidas en las que se trabaja para impedir el eventual regreso a la cuarentena y, esta vez, el despliegue de los procedimientos sería aún mayor que el que permitió controlar las cifras de la primera ola de la pandemia.

-¿Cómo se ha desarrollado la gestión seguridad y prevención por la emergencia sanitaria en las últimas semanas? 

“Nosotros estamos viendo con mucha preocupación el aumento de casos. Con salud hemos tenido reuniones en varias oportunidades, viendo cómo se presenta esta alza.

Estamos preocupados y la idea es generar un plan, pero no podemos concentrarnos solamente en Ovalle. Si bien es cierto, al Plan le estamos poniendo ‘Ovalle’, para focalizar ahí, queremos mantenernos en el resto de las ciudades grandes. 

Hay ciertos índices que indican que algunas partes -fundamentalmente en la provincia Limarí-, ha habido algunos focos, pero queremos abordar esto globalmente, porque si no, se nos va a escapar de las manos y probablemente tengamos que volver a una fase inferior y es lo que no queremos. 

Cuando llegamos a la etapa 4, la idea era pasar a la 5, esa era la meta, sin embargo no hemos podido y el aumento de casos nos está llevando a una decisión de bajar a otra fase. 

Esto va de la mano con los controles que estamos haciendo en el día, como también en el horario del toque de queda. Aquí también hemos tenido un aumento de detenidos, por ejemplo, nosotros los viernes y sábado tenemos un aumento estandarizado, pero el domingo tuvimos 31 detenidos en la región.

La mayoría estuvo en Los Vilos, La Serena y Coquimbo. Esto también ha sido un índice, ha habido más relajo de la gente en el toque de queda. 

Si se suman todos los controles y sumarios: Ayer hubo 34 a personas y 5 sumarios a establecimientos de comercio por no respetar las reglas y los aforos.

Cuando se suma todos los índices pequeños, junto con el aumento de población que ha llegado a la región, se llega a un global (la región), el cual refleja un creciente relajo y es lo que nos tiene muy preocupados".

-En cuanto a los desplazamientos entre comunas en Limarí, ¿Cómo se ha visto el escenario estas últimas semanas? ¿Ha sido esto un motivo ante los aumentos en los contagios?

“En las últimas semanas ha aumentado el tránsitos entre las ciudades. En el caso específico de Ovalle,  que es una ciudad que tiene mucha relación con todas localidades más pequeñas, debido al abastecimiento, la movilidad aumentó, pero también hay otros factores interesantes; por ejemplo, al iniciar el trabajo de temporada, muchas personas vienen de otras regiones a la zona. 

La verdad es que no nos podemos focalizar solo en uno, por eso las medidas que se evalúan son para controlar lo multifactorial, no solo la movilidad entre comunas. 

-¿Cómo evalúa el comportamiento de la ciudadanía en cuanto las medidas de autocuidado?

“Yo siento que el que menos se está cumpliendo es el de distanciamiento. Las personas si están con las mascarillas, pero igual se están viendo detalles como el mal uso de ellas: las personas no se cubren la nariz y la tocan con la mano. 

A la vez, hay una búsqueda de controlar y de ayudar a la gente a que cumpla esa pequeña norma que afecta mucho”. 

-En el ámbito de las fiscalizaciones, ¿Se han mantenido desde el peak de la pandemia?

“En las fiscalizaciones mantenemos una relación muy cercana con salud, porque la fiscalización que realizamos como Ejército, solo es en el toque de queda.

Eso lo hemos mantenido tal cual, no ha variado en la cantidad de medidas que se emplean todos los días. Los tipos de controles, fundamentalmente, más que hacer una detención en un lugar determinado, lo que hacemos es un control móvil para poder abarcar más zonas de la ciudad. 

Tenemos ciertos ejes que hemos definido (son 6) y vamos discriminando día a día cuál es el que controlamos. También aprovechamos de controlar la infraestructura crítica de la región y tratamos de cumplir de dos a tres misiones a la luz de la misma tarea que estamos ejecutando. 

En ese sentido, hemos tenido el mismo movimiento desde el inicio de la pandemia en el toque de queda. En las fiscalizaciones diarias, nosotros funcionamos fundamentalmente al requerimiento de la Seremi de Salud, que levanta necesidades y tareas. Así nos acoplamos con gente nuestra. 

- Estamos en una etapa en que salud está contratando mucho más fiscalizadores, lo que nos permite aumentar la cantidad de controles a la vez”.-Entonces, esta nueva propuesta o plan de acción que se va a implementar en los próximos días en la provincia de Limarí, ¿viene para evitar un nuevo confinamiento en la región?

“Nosotros el viernes tuvimos un primer comité de crisis y analizamos en detalle todo lo que está ocurriendo. Levantamos algunas tareas e ideas que tenemos que planificar junto a Salud y Carabineros. 

El día de hoy (ayer) hemos estado en eso. Los tenemos más o menos listo y solo faltan algunos detalles, y el día miércoles en el comité de crisis, tendremos la oportunidad de presentarle al gobernador de Limarí y recibir algunos insumos interesantes que puedan ser parte de la realidad del sector, porque nos basamos en una serie de antecedentes para levantar lo que requerimos. 

Es un antecedente importante lo que se hizo en su momento en Ovalle. El día miércoles se va a tomar la decisión (…) en términos generales no difiere mucho de lo que hacemos, más que nada es la cantidad de gente que vamos a poner a disposición para poder abarcar de forma global las misiones que vamos a cumplir”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X