• Las asistentes pudieron disfrutar de talleres de yoga, degustación de preparaciones, stand de guatitas pintadas y premiación por su constancia
  • Al menos 60 mamás que están dando pecho se atienden en el Cesfam de Pan de Azúcar
Crédito fotografía: 
Johana Fernández
La lactancia materna contribuye  al desarrollo físico, emocional, intelectual y psicosocial del niño, proporcionándole nutrientes de calidad y cantidad adecuados para su crecimiento. Según la directora del recinto de salud rural, la adherencia de las mujeres a esta práctica durante los primeros seis meses de vida de su bebé  ha ido mejorando.

Las actividades en torno a la lactancia materna continúan en la región y el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Pan Azúcar también se sumó con una jornada especial para celebrar la decisión de las madres de dar pecho a sus bebés de manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida, o de continuar con esta práctica como complemento de su alimentación hasta los dos años.

Rosa Pizarro, enfermera y directora del recinto de salud emplazado en la localidad rural, precisó a El Día que al menos 60 mamás que se atienden en dicho consultorio están dando leche a sus pequeños, lo que hace importante ofrecer espacios de acompañamiento ante las dudas más frecuentes.

LEA TAMBIÉN: Café serenense estrena espacio para que madres puedan amamantar

“En un principio les da un poco de temor colocar al bebé en el pecho, pero para eso existen técnicas que generalmente enseñan los profesionales del Cesfam. Siempre les hablamos de los beneficios de la lactancia materna, desde la parte emocional a los físicos, lo que permite que los niños crezcan sanos”, apuntó.  

Madres entusiasmadas

Parte del equipo de salud que trabaja en el consultorio participó en el evento organizado para las mamás, en el cual pudieron disfrutar de talleres de yoga, degustación de preparaciones, stand de guatitas pintadas y premiación a las mujeres que apuestan por la lactancia materna exclusiva o complementaria.  

Felicia Contreras, quien tiene una hija de 5 meses, señaló que dar pecho genera un vínculo maravilloso con los bebés.

“Ha sido algo nuevo porque soy madre primeriza. Al principio me costó mucho, pero con los días se me pasó el dolor. A mí me enseñaron en la casa como tenía que ser y ella se fue adaptando sola”, dijo.

Por su parte Evelyn Montino de 22 años, quien tiene un hijo de 10 meses, comentó que aunque ya le da comida en la mañana y en la tarde, continúa con la lactancia materna de forma complementaria.

“Sufrí al principio porque duele mucho darle pecho, pero se crea un vínculo muy bonito, ya que después el mismo bebé busca comer solito. Lo mejor que podemos hacer por ellos es darles la leche materna, además que económicamente es más beneficioso”, agregó.

Javiera Rubiño, quien se encuentra embarazada, asistió a la actividad junto a su pareja. Tienen altas expectativas respecto al proceso de apego que puede generar con la lactancia exclusiva.

“Hay diferentes formas de verlo, creo que es algo muy personal. Pero en mi caso creo que será muy importante el vínculo que tendré con mi hijo si le doy pecho”, apuntó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X