Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El objetivo del recurso es presionar para una mejora en el sistema que actualmente utiliza la institución y así evitar que ocurran nuevas tragedias, donde a juicio de los sobrevivientes, se cometieron “una serie de errores”.

Cansado, con ganas de que todo termine de una vez y “salir al fin de esta pesadilla”, así se encuentra Rigoberto Aránguiz, uno de los pescadores  que el pasado 6 de julio colisionó con el islote Los Pájaros frente a las costas de La Higuera y que fue rescatado junto a cinco de sus compañeros una semana después.

Y es que ya se cumplieron 18 días desde aquel lamentable accidente donde la embarcación “Don Claudio” se estrelló contra el islote, cuyo faro se encontraba en mal estado.

Los hechos ocurrieron el mismo día de su zarpe, cerca de las 22:30 horas cuando, por causas que aún no están claras, la embarcación, proveniente de Talcahuano, chocó con las costas del cuerpo rocoso. Si bien seis de los tripulantes fueron rescatados el pasado 13 de julio luego de sobrevivir en dicho islote tomando agua de mar hervida y comiendo huevos de aves, aún se encuentran desaparecidas dos personas, Peter Moraga y Domingo Arriagada.

Desde ese entonces continúa la búsqueda, la cual hasta el momento no ha dado con los dos tripulantes, quienes desaparecieron el mismo día del naufragio.

“Seguimos en la búsqueda, tenemos harto aporte de los pescadores, del cuerpo de Bomberos, esperando que cambien las condiciones del tiempo para que puedan bucear los buzos artesanales”, manifestó Aránguiz, quien no pierde la esperanza de encontrar a sus compañeros, “no nos damos por vencidos, esa es la esperanza que tenemos, encontrarlos y poder darles un descanso a la familia y poder descansar de esto”.

Negligencia de la Armada



Una de las situaciones que más lamenta Aránguiz es la forma en que se realizó la búsqueda de la embarcación una vez ocurrido el naufragio, puesto que de haber sido más rápida podrían haber encontrado ya a los desaparecidos. “Si nos hubiesen rescatado en menos tiempo podríamos haber encontrado a nuestros compañeros vivos o sus cuerpos flotando”, expresó el pescador, añadiendo que “ese sistema de búsqueda es muy malo, pésimo, no es para pillar sobrevivientes, es para pillar muertos”.

El pescador manifestó que el proceso de la Armada “fue totalmente negligente”, puesto que “si ellos estaban preparados del día siete, ¿por qué no nos llevaron ropa?, como se les ocurre eso que hicieron, de secarnos la ropa en la secadora y pasarnos la ropa encima de la mesa para que nos coloquemos la ropa. Yo llegué sin calzado, entonces es totalmente cruel el sistema de búsqueda que tienen”.

“Realmente yo estoy choqueado por la pérdida de mis compañeros, que a lo mejor si el sistema de búsqueda hubiera sido rápido los hubiésemos encontrado, fueron siete días perdidos para nosotros, fueron siete días que dábamos vuelta buscando a nuestros compañeros”, lamentó.

Es por tal motivo que los sobrevivientes al naufragio no descartan tomar acciones legales contra la Armada, con el objetivo de “cambiar el actual sistema” y evitar que nuevas tragedias, como la acontecida este 6 de julio, vuelvan a ocurrir.

“Vamos a tener que buscar culpables”, añadió Aránguiz, adelantando que “una vez concluido el tema de la búsqueda, vamos a ver el tema de la querella, porque sí, nos vamos a querellar, nos vamos a querellar, porque esto no puede suceder y no puede suceder con nadie más. Ellos se basan en un protocolo muy lento, yo creo que en el mar hasta 24 horas es mucho tiempo para hallar una embarcación, porque en el mar uno dura dos horas, te da hipotermia, y tienen que cambiar el sistema de búsqueda para los pescadores”.

El faro apagado 



Uno de los principales errores que reclaman los pescadores es la falta de la luz del faro del islote, que habría dejado de funcionar meses antes. Para Aránguiz, el accidente se podría haber evitado si éste hubiera estado en buenas condiciones. “No hubiese pasado el accidente si ellos hubiesen tenido arreglado el faro,  porque es una luz grande, una luz potente, que se ve desde todos los puntos. Si hubiésemos visto el faro le avisamos al capitán le sacan la vuelta a las piedras y se aleja de la costa”, agregando que “el faro desde hace más  de seis meses que no estaba en funcionamiento. Yo tengo testigos que lo confirman, de caleta Hornos y de  caleta Choros, todas las caletas están apoyándonos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X