Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Durante la jornada de hoy y el fin de semana estos centros gastronómicos podrán recibir a quienes acostumbran comprar productos del mar sin inconvenientes, ya que la autoridad decidió no suspender los permisos de desplazamiento general. Sin embargo, se mantiene la política que autoriza dos por semana, uno de lunes a viernes y sólo uno para sábado y domingo, por lo que la recomendación es organizarse.

Se veía un intenso movimiento en las diferentes pescaderías de La Serena y Coquimbo, a las puertas de días marcados por la Semana Santa. Y como bien se sabe, de acuerdo a la tradición cristiana-católica, el viernes no se consume carne, por lo que muchos chilenos van en búsqueda de los productos que el mar pone a disposición. Esto,mas considerando que nuestras costas son siempre muy generosas, sobre todo en la región, donde las posibilidades de llegar a tan preciados alimentos son cercanas.

Pero el presente año es especial. La pandemia, las limitaciones de movimiento en las ciudades, la necesidad imperiosa de contar con permisos de desplazamiento por parte de los clientes y las medidas que se han ido implementando en el marco del Plan Paso a Paso, han variado el puzzle.

En efecto, habían muchas inquietudes respecto de lo que podía ocurrir durante este fin de semana, considerando que el pasado sábado y domingo se prohibieron los permisos de desplazamiento general. Estaba la incertidumbre sobre lo que la autoridad gubernamental permitiría para estos días, pero finalmente se mantuvo el criterio del uso de permisos, por tanto, si ya se utilizó alguno de éstos de lunes a viernes, sólo habrá posibilidad de solicitar uno para sábado y domingo, en el caso de comunas en cuarentena. Si no pidió ninguno de lunes a viernes, sólo tendrá uno a disposición para el fin de semana.

En ese contexto, diferentes comercios tendrán la posibilidad de funcionar con puertas abiertas en Semana Santa, muchos que el sábado y domingo pasado cerraron sus puertas o sólo tuvieron la opción de vender sus productos mediante el sistema de delivery. En el caso de las pescaderías, mantendrán su funcionamiento hoy, mañana y el domingo.

PUERTAS ABIERTAS, PERO CON PRECAUCIÓN



En la caleta de Coquimbo se observó un intenso movimiento desde primeras horas de la mañana. El interés del usuario era patente, ya que los precios eran módicos, donde los productos favoritos eran la reineta, el ceviche, y los surtidos de mariscos, que era posible encontrar en un promedio de $3 mil el medio kilo. La degustación de productos frescos era la tónica, sumado a la venta de reineta y merluza fileteada, en precios que fluctuaban entre los cinco mil y $6 mil.

Recordemos que en la jornada del martes, el seremi de Salud, Alejandro García, realizó un llamado insistente al autocuidado y a preferir productos frescos, además de moverse en estos recintos con mucha moderación.

“Debemos vivir esta Semana Santa en modo Covid, quedarnos en casa y disfrutar en familia. Y si debe salir a comprar, hacerlo en lugares establecidos, mantener las cadenas de frío, no juntar productos crudos con cocidos, comer solo mariscos cocidos y lavarnos frecuentemente las manos”, puntualizó la autoridad al fiscalizar el Terminal Pesquero de La Serena hace tres días.

FIELES A LA TRADICIÓN



Precisamente, en este recinto de la capital regional fue posible observar un gran interés desde horas de la mañana para acceder a los más sabrosos y convenientes productos del mar. 

Al realizar comparaciones entre los distintos locales, el precio de la reineta fileteada bordeaba los $8 mil. Asimismo, una bandeja de piure de un kilo podía tener un valor de $8 mil y cinco mil pesos el medio kilo, y en términos similares era posible encontrar la bandeja de camarones.

El interés por adquirir pescados y mariscos fue alto, ya que rápidamente la reineta se fue terminando, dejando sólo algunas merluzas disponibles para el público. Algunos locales también disponían de salmón, aunque a un precio un poco más alto.

“Ha habido un alto interés de las personas por visitarnos. Este jueves (ayer) fue un muy buen día de ventas, nos queda poco, porque la gente llegó temprano, seguramente pensando en el fin de semana. Pero no se olviden que nuestras puertas seguirán abiertas”, señalaron desde “El Granate”, ubicado en el local 2.

Fue tanto el éxito que una clienta, la señora Jani, llegó cerca de las 14:00 horas buscando una variedad de pescados y mariscos para degustar en familia, pero llegó tarde. “Yo buscaba reineta pero quedan pocas. No me voy muy contenta, pero algo tendré que llevar a mi casa”, reconoció esta mujer que al igual que otras dueñas de casa y el público en general llegaron hasta el Terminal Pesquero de La Serena cumpliendo una tradición, incluso por sobre la pandemia y las limitaciones propias del Plan Paso a Paso. Sin embargo, este fin de semana aún habrá chance de conseguir estros productos si es que el stock así lo permite.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X