Crédito fotografía: 
Luciano Alday
La descomposición de la basura podría filtrarse a través del suelo advirtieron desde la Seremi del Medio Ambiente.

El Ovallino 

El aumento de contaminación en el río Limarí sigue provocando repercusiones en la comuna y la región. 

Según explicó Juan Luis Novoa, profesional de Economía Circular y Educación Ambiental de la Seremi de Medio Ambiente, la basura del sector no solo es una amenaza para el recurso hídrico de la superficie, “la amenaza es constante, producto de la descomposición de los residuos sólidos, el líquido percolado lixivia o filtran a través del suelo, pudiendo estos llegar a napas de agua subterránea y/o básicamente escurrir a cualquier cuerpo de agua superficial si son arrojados en la ribera de un río”, apuntó.

Si bien es cierto hace años la región atraviesa una sequía, Novoa confirma que en el caso de un año lluvioso la basura y escombros de la ribera serán arrastrados provocando daños en otros sectores y seres vivos, “en una crecida de caudal en el río, el agua arrastrará todo lo que encuentra a su paso y los deposita en lo largo y extenso de las propias cuencas fluviales, llegando incluso al océano. Esto tiene un alto impacto en la calidad de las aguas, en el recurso paisaje y sobre todo en los ecosistemas, alterando los hábitats naturales de las especies viven ahí”, especificó.

Reacción al problema

Quien se suma a la preocupación por esta situación es la concejala de Ovalle Fanny Vega, quien considera el cuidado del medio ambiente como una prioridad, “es muy bueno que hoy en día se esté hablando y tomando la importancia a un tema que debiese preocupar a muchos y muchas, como es el cuidado de nuestro planeta, sobre todo después de conocer el último informe de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El sentido de urgencia es total, visto desde un plano global y no meramente individual podemos comprender que nos afecta a cada uno y una lo que sucede con el medioambiente y abro la interrogante ¿queremos dejarle un planeta así a las nuevas generaciones? Debemos recordar que uno de los principales responsables es el capitalismo quien degrada ambas fuentes de riqueza, el hombre y la tierra”, señaló la autoridad comunal. 

“La gran industria y la agricultura explotada industrialmente actúan en unidad, una devastando la fuerza de trabajo y otra degradando la fuerza natural de la tierra. Por lo mismo al responder la interrogante de proteger el medio ambiente y en particular el río Limarí, puedo llegar a la conclusión que es un tema de fondo que requiere que ampliemos la mirada más allá del antropocentrismo, ya que involucra a distintas especies que se están viendo amenazadas por un sistema que no protege la vida, espero que con la nueva constitución y con las elecciones que están por llegar exista una verdadera preocupación por el cuidado del medioambiente y en especial de los ríos y los pulmones verdes, que cada vez tenemos menos en cada localidad”, agregó. 

Juan Luis Novoa señala que urge un llamado de consciencia a la población pero que además se necesita “aumentar la fiscalización por parte de los servicios con competencia ambiental y el desarrollo de planes, programas referentes a la educación ambiental, tales como los que posee el Ministerio del Medio Ambiente, el Fondo de Protección Ambiental y el Fondo para el Reciclaje, que va dirigido a los municipios”.

Precisamente sobre fiscalización se comprometió la concejala Fanny Vega, quien enfatizó en que “una de las funciones principales de los concejales es fiscalizar las acciones del municipio en cuanto a sus obligaciones legales. En este aspecto, desde la concejalía popular desplegaremos todos los esfuerzos para corroborar el cumplimiento del municipio en esta materia y de lo contrario solicitar las investigaciones correspondientes, como ya lo hice cuando presenté el caso de los Areneros Independientes en el concejo”.

Leer también: Estudian posibles elementos contaminantes por mortandad de peces en río Limarí 



Aunque de igual manera quiso reconocer la labor y los esfuerzos por cuidar el medio ambiente realizados por organizaciones y personas particulares, “en nuestra comuna han existido diversas organizaciones que han luchado por la defensa del medioambiente, al igual que autoridades, que si bien son contadas con el dedo de la mano, las hay, siguiendo esa línea una de mis propuestas de campaña fue poder trabajar en conjunto con la comunidad en la recuperación de espacios, por ejemplo para erradicar los microbasurales. El ultimo operativo fue el sábado 23 de octubre, donde participaron alrededor de 20 niños y niñas, y 20 personas adultas de la localidad de Los Olivos, fue un trabajo de reforestación, de muralismo tanto identitario como también de enseñanza sobre las aves y obviamente de enseñanza/aprendizaje del cuidado de nuestro entorno”, declaró Fanny.

Sin lugar a dudas la contaminación del río seguirá siendo un tema en los próximos días, al menos mientras no se tomen medidas necesarias y mientras los responsables no abandonen sus malas costumbres. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X