Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El administrador municipal porteño indica que es extraño que se solicite una postergación de seis meses para la ejecución de una construcción que es complementaria y de menor envergadura.

Desde la Superintendencia de Casinos de Juegos se confirmó que la sociedad operadora Casino de la Bahía en Coquimbo (Enjoy), ingresó el pasado 20 de mayo la “solicitud de extensión de prórroga de plazo de seis meses para la ejecución de las obras del casino de juego, y de seis meses para las demás obras e instalaciones que conforman el proyecto integral”. Solicitud que se encontraría en estado de análisis por parte del organismo.

La medida fue ingresada luego que el Ministerio de Hacienda emitiera un decreto que permite a los operadores que se adjudicaron licencias en 2018 de casinos acceder a una prórroga adicional para la ejecución de las obras comprometidas “sólo por una vez y por razones fundadas, por un período que no exceda de seis meses”.

Tomando estos antecedentes, Enjoy ya había solicitado la aplicación del decreto en el recinto que cuenta en la ciudad de Viña del Mar, pero en las últimas semanas la compañía también solicitó la prórroga por 180 días de sus otros tres proyectos, ubicados en las comunas de Coquimbo, Pucón y Puerto Varas.

Consultados por El Día de esta situación, desde Enjoy afirmaron que las solicitudes son parte de las prerrogativas que tienen las compañías que operan casinos municipales de manera de asegurar un correcto avance de las obras comprometidas, adaptándose a la realidad en la que se encuentra la ciudad donde se efectúan los trabajos.

“Estas posibilidades de prórrogas fueron establecidas por el Ejecutivo para enfrentar los efectos que el caso fortuito de la pandemia provocó en la ejecución de obras de los casinos municipales adjudicados el año 2018. Esta posibilidad, que se estableció para todos los casinos adjudicados el 2018 y no solo para Enjoy, implica contar con 180 días adicionales para terminar las obras”, indicaron desde la empresa.

Agregaron que esta situación no tiene nada que ver con el proceso de reorganización que ya concluyó hace meses la compañía.

“La empresa hoy está capitalizada, y las prórrogas solo obedecen a adaptar los tiempos necesarios en función de las restricciones que hemos tenido para efectuar los trabajos dados los periodos de cuarentenas”, informaron desde Enjoy.

 Finalmente, sostienen que “las obras en Coquimbo avanzan según lo planificado, y esperamos que la pandemia y sus efectos en términos de cuarentenas y restricciones nos permitan concluir sin contratiempos. En el caso de Coquimbo, la prórroga fue solicitada pero aún no ha sido otorgada”.

 

Perjuicio a arcas municipales

El administrador del Municipio de Coquimbo, Patricio Reyes, afirmó que todavía no han sido informados de la solicitud por parte de la Superintendencia de Casinos o por la empresa.

“No veo cuál es la justificación para que exista un retardo en las obras del casino, cuando la empresa Sacyr ha estado trabajando en una obra de mayor envergadura como es el edificio consistorial y trabajó durante las dos cuarentenas, sin ningún problema. No entendemos cómo estas obras complementarias, porque el casino y hotel ya están construidos hace muchos años, no avanzan. Me parece extraño que se pida seis meses de plazo porque no se pudieron concretar las obras, cuando uno ve que tanto obras públicas como privadas no se han detenido en la conurbación”, sostiene Reyes.

El administrador municipal reitera que no se está construyendo un nuevo casino, sino que se trata de obras complementarias a las ya existentes.

“Me parece más una excusa que un argumento de fondo real para posponer esto”, sostuvo el funcionario municipal porteño.

Respecto a si esta situación afectará a la próxima administración del alcalde electo, Ali Manouchehri, Reyes es enfático en decir que “el contrato debería haber comenzado el 2019, pero ya estamos a 2021 y no comienza a operar, por lo que ambas administraciones serán las perjudicadas”.

“Ellos cuando se presentaron a la licitación hicieron una oferta muy agresiva, dejando a la competencia afuera. Me parece extraño que con este tipo de oferta, en las cuatro comunas en la que participaron y ganaron, no hayan tenido la posibilidad de tener los recursos suficientes para empezar la operación para lo establecido en las bases de la licitación original. Estas constantes prorrogas que están hechas casi a la medida de Enjoy. Nos parece grave tanto por el daño que le hace a esta gestión municipal como la que hará a la del alcalde Ali Manouchehri. Aquí están siendo perjudicado el municipio, el Gobierno Regional y el fisco”, indica Reyes.

El funcionario relata que han presentado su malestar a la Superintendencia de Casinos y oficios a los Ministerios de Hacienda, Interior y al Presidente de la República para que no se le siga aprobando más prorroga a la empresa.

“Esta situación debería haberse precavido en la licitación en el año 2018. No puede ser que un contrato que se adjudicó Enjoy, después de tres años no exista claridad de cuándo comienza a regir. Existe un reportaje, de Alejandra Matus, que esto se debería a un trato demasiado indulgente de la Superintendencia de Casinos hacia esta empresa e incluso existe una comisión investigadora en la Cámara de Diputados al respecto. Existen argumentos suficientes para que no se de curso a la solicitud interpuesta por Enjoy”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X