Crédito fotografía: 
Cedida / Referencial
A través del “Plan 10.000”, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo busca recuperar aquellos hogares que hoy tienen un mal uso con el objetivo de poder reasignarlas aquellas familias que lo necesitan y cumplan con los requisitos establecidos por ley.

En los últimos cinco años, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo ha entregado 158.358 viviendas a través de los subsidios habitacionales Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS49) y de Integración Social y Territorial (DS19) en todo Chile. La cartera realizó un diagnóstico en cada región respecto de la cantidad de viviendas sociales que estaban siendo mal utilizadas y en la región de Coquimbo, se detectaron 482 viviendas que hoy tienen un uso que no es el adecuado.  

En ese contexto, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo presentó el “Plan 10.000”, iniciativa enfocada en la recuperación de las viviendas que están siendo mal utilizadas, con el objetivo de poder hacer buen uso de ellas y devolverlas a las familias que lo requieran y cumplan con los requisitos establecidos por ley.

A nivel nacional, se detectaron 10.712 viviendas sociales mal utilizadas, lo que equivale a un 7% de los hogares entregados en los últimos cinco años. Sobre esto, el ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward, aseguró que “A través de esta iniciativa queremos volver a poner a disposición del Minvu la mayor cantidad de viviendas para poder destinarlas a las familias que realmente las necesiten, ya que detectamos que hay muchas que están actualmente deshabitadas o que tienen un uso que no es el que corresponde. Este 2021 iniciaremos con fuerza el plan de fiscalización, pero es importante dejar claro que no vamos a desalojar a nadie en este contexto, porque entendemos la difícil situación por la que atraviesan miles de familias en nuestro país producto de la pandemia”.

El director Serviu Región de Coquimbo, Oscar Gutiérrez, explicó que para catalogar estas viviendas como mal utilizadas, tienen que contar con alguna de estas causales: estar deshabitadas, que sean arrendadas o cedidas por moradores que no sean miembros del grupo familiar declarado por el beneficiario al momento de la postulación, que estén ocupadas ilegalmente, o que se le esté dando un uso comercial a la vivienda. “El llamado es a que los beneficiarios hagan un buen uso de sus viviendas, ya que hay muchas familias que necesitan realmente de un hogar propio y debemos velar porque los recursos que se invierten en viviendas sociales, lleguen a quienes lo requieren”.

Por último, es relevante que la ciudadanía se sume a esta iniciativa y realicen denuncias sobre viviendas sociales en mal uso a través de un canal de denuncias (https://denuncia.minvu.cl/), donde pueden adjuntar documentos, fotos o videos como evidencia.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X