Crédito fotografía: 
Cedida
La instancia fue convocada por el Sename Coquimbo e involucra al Poder Judicial, Fiscalía y las distintas policías, entre otros actores

En nuestro país, cada vez que un niño, niña o adolescente sujeto de protección, en donde el tribunal ha decretado esta medida a su favor, hace abandono de una residencia o la evade antes de ingresar, el juzgado competente decreta una orden de búsqueda y recogimiento a su respecto. Lo mismo, en caso que no sea ubicado para el inicio de atenciones ambulatorias.

Esto, a fin de que sea encontrado por la institución policial determinada, para poder hacer efectiva y/o dar continuidad a la medida de protección y de intervención, con la que se espera aportar en la restitución de sus derechos vulnerados.

Según un informe del Poder Judicial del segundo trimestre del 2020, los tribunales de familia registraron, a nivel nacional, 1.299 órdenes de búsqueda de niños, niñas y jóvenes que abandonaron el sistema de protección entre abril y el 30 de junio del año pasado.

Haciendo eco de esta situación, el Sename Coquimbo convocó a una mesa de trabajo a distintos actores involucrados en la búsqueda de niños y niñas, entre ellos Carabineros, Policía de Investigaciones, Fiscalía y el Poder Judicial. También se sumó al proceso el programa Mi Abogado, que depende del Ministerio de Justicia.

Dentro de los primeros acuerdos, está el encontrar deficiencias a distintos niveles, como por ejemplo, en relación al proceso de búsqueda, por lo cual se nombrará a un referente de cada institución para mantener la información unificada y actualizada, así como la creación de un protocolo de búsqueda de niños, niñas y jóvenes con órdenes pendientes.

Además, se elaborará un flujo que permita al ministro de la Corte instruir a los jueces de Familia que una orden de búsqueda sea derivada solamente a una de las policías, con el fin de que los recursos policiales que son escasos sean aprovechados eficientemente.

La directora del Sename Coquimbo, Verónica Zárate, destaca que “en esta mesa se busca dar a conocer por parte del servicio, la cantidad de niños, niñas y jóvenes que se encuentran con órdenes de búsqueda vigentes, tanto en programas ambulatorios como residenciales, y así poder establecer un trabajo conjunto entre nuestro servicio, Tribunales de Familia, Fiscalía y las policías, a fin de informarnos de manera constante respecto de los niños no habidos y las situaciones complejas que de allí pudieran devenir, estableciendo responsables para dicha coordinación”.

En tanto, el comandante Francisco Aravena, de la Prefectura de Coquimbo, destacó que “se comentaron casos registrados en el año 2020 y cómo los servicios, trabajando en conjunto y coordinados con las policías, pueden generar acciones apropiadas a las labores de búsqueda para resguardar la seguridad y por sobre todo, la vida de los niños y niñas. Como Carabineros, reiteramos nuestro compromiso con la seguridad de los niños y en desplegar todos los esfuerzos posibles para su búsqueda, actividad donde hemos comprometido también la participación de las secciones de investigación policial (SIP) y la sección de encargos de personas y vehículos (SEBV)”.

La próxima sesión de la mesa se realizará el próximo 7 de abril, en donde se deberá dar cuenta de los logros alcanzados.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X