Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Aunque existen posibilidades para ellos, muchos no desean desapegarse de lo que consideran, es su mundo. Sin embargo, muchas veces requieren del apoyo de entidades como el Ministerio de Desarrollo Social y el Hogar de Cristo.

Recorriendo las calles de La Serena, nos encontramos con muchas particularidades. Una de ellas es la realidad a veces silenciosa de personas en situación de calle, que habitan distintos rincones no sólo de la capital regional, también de la región en su conjunto.

A veces son esquivos, pero sin grabadoras o micrófonos suelen ser muy sinceros y reconocen que esta es “su vida”. Pocas veces, realmente, están dispuestos a cambiarla, más allá de que existan oportunidades para mejorar.

La realidad es reveladora, ya que de acuerdo a las estadísticas que maneja el Ministerio de Desarrollo Social, en la Región de Coquimbo viven 566 personas en situación de calle, de las cuales 410 son de la Provincia de Elqui, 110 del Limarí y 46 del Choapa.

En la capital regional lugares muy conocidos y concurridos los albergan, como rincones en las afueras de distintas iglesias, la Avenida del Mar, la orilla del Río Elqui, el Faro, cercanías de carreteras o el puente El Culebrón, en Coquimbo.

En ese sentido , el seremi de Desarrollo de Desarrollo Social y Familia, Marcelo Telias, señaló a El Día que existen varios tipos de personas en situación, no sólo los que eligen un lugar más o menos estable donde vivir. “También está el mochilero, el estacionario, el campista y el extranjero”, acotó.

 Respecto de posibilidades de apoyo, indicó que “estamos trabajando en base al Plan Protege Calle, que es mucho más completo que el conocido Código Azul, porque éste último sólo se activa cuando hay temperaturas bajo cero. En efecto, el Protege Calle incluye todo el período de invierno e incluso un poco más si es necesario”.

 En ese contexto,indicó que este comprende el Plan Calle, una Ruta Médica y el apoyo a través de albergues, sumado a una ruta de alimentación que realizan junto con Carabineros y el Hogar de Cristo.

“Se implementaron dos nuevos albergues, disponibles las 24 horas y los siete días de la semana, tanto en La Serena como Coquimbo y otro en Ovalle, con capacidad para 20 personas cada uno con cuatro alimentaciones diarias. También existe un compromiso a concretar con la Municipalidad de Ovalle, de disponer de otro albergue más”, agregó la autoridad.

En ese contexto, el seremi de Desarrollo Social recalcó que la Ruta Médica es una instancia que tiene lugar tres veces a la semana. “Atiende a 20 personas por oportunidad, tanto en La Serena, Coquimbo y Ovalle y entrega medicamentos y gestiona atenciones de salud si es que corresponde. Asimismo, hemos apoyado la vacunación contra la Influenza y el Covid-19”.

Aunque existen muchas historias diferentes, Marcelo Telias señaló que hay personas que no están dispuestas a recibir ayudas u apoyos. “Muchos de ellos son invitados a asistir a los albergues o lugares donde puedan pernoctar y recibir realmente dignidad, pero para algunos de ellos, la calle es su forma de vida. No los podemos obligar”, aseguró. 

 

Un problema de fondo

Gonzalo Cortés, jefe de Operación Social Territorial del Hogar de Cristo Coquimbo, argumentó a El Día que el punto a abordar debe ser la entrega de viviendas dignas a las personas y soluciones más de fondo. “No es un secreto el desembolso económico que los distintos gobiernos, sobre todo en los últimos 15 años, han entregado en ese ámbito de la protección social. No obstante, considero que los avances han sido muy insuficientes. Además, creo que lejos de ir bajando la cantidad de personas en situación de calle han ido aumentado, sobre todo a raíz del estallido social y la pandemia”, argumentó.

Si bien existe una oferta de apoyo que entregan instituciones como el Ministerio de Desarrollo Social, Cortés considera que esto no es una solución de fondo y debe apuntar a ser realmente permanente.

“Lo importante sería favorecer el acceso a la vivienda para poder terminar en forma definitiva con la situación de calle de las personas. También el Hogar de Cristo ofrece el programa Noche o el Plan Protege Covid, que se suma a los esfuerzos de la sociedad civil organizada, pero que honestamente tampoco logra resolver el problema de fondo, pues todo sigue siendo insuficiente”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X