Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En conversación con diario El Día, el pescador que fue rescatado luego de siete días de haber ocurrido el accidente, relata las horas de terror que pasaron durante y después de la colisión el pasado martes 6 de julio.

Siguen las labores de búsqueda de los dos pescadores que se encuentran desaparecidos luego de que la embarcación “Don Claudio” proveniente de Talcahuano, colisionara con unas rocas frente a la comuna de La Higuera el pasado martes 6 de julio.

La embarcación zarpó del puerto de  Coquimbo para pescar albacora a eso de las 5 de la tarde de aquel martes, cuando horas más tarde se produjo el accidente. Siete días después, seis de los 8 tripulantes fueron rescatados con vida en el islote Los Pájaros.

Lee también: "La desgarradora historia de pescadores que sobrevivieron en una isla tras naufragio en la región"

Búsqueda de desaparecidos

El segundo día de búsqueda de los pescadores que aún se encuentran desaparecidos se desarrolla durante este jueves, donde un equipo del diario El Día pudo acompañar a los rescatistas, donde se encuentran personal de la Marina y los propios pescadores de la nave siniestrada.

En conversaciones con el programa ElDíaTv, José Vallejos Patrón de nave “Don Claudio”, relató las complejas horas que vivieron luego del accidente, el cual se produjo a eso de las 21:30 horas de ese martes, dejando de funcionar el posicionador.

“Es primera vez que ocurre esto. Llevo 25 años en este rubro, nunca me había pasado este accidente, he navegado por muchos años. Esa noche chocamos porque el faro estaba apagado en la isla”, explica Vallejos.

El jefe de embarcación además comenta, los métodos de supervivencia que tuvieron que practicar para poder mantenerse con vida. “Tuvimos que adaptarnos: comimos pájaros e intentamos convertir el agua de mar para poder tomarla. Nos resultaba de cierta manera. No teníamos nada, tuvimos que obligarnos a comer pájaros”, manifiesta.

“Todos los días salíamos a buscar a nuestros compañeros con las fuerzas que podíamos, estábamos cansados y nos sentimos mareados por el poco alimento (…) La primera noche fue la más terrible de todas, algunos compañeros solo estaban con ropa interior o ropa muy ligera. Intentamos acurrucarnos entre todos para poder tener algo de calor y sobrevivir”, relata el pescador.

El islote en el que se encontraban los sobrevivientes a su vez, es un territorio que era visitado por investigadores para el estudio de las aves y según explica Vallejos, en el lugar pudieron encontrar una carpa y así resguardarse. “La mar nos botó otra que teníamos para tapar la red y con eso hicimos un refugio para estar bien, porque la balsa no nos daba mucho resultado”, agrega.

Luego de siete días, finalmente los sobrevivientes fueron encontrados por equipos de la Marina. “El día que nos rescataron fue muy emocionante; ahí pensé que podía volver a ver a mi familia. En el momento que vimos el avión, nos abrazamos todos”, finaliza Vallejos.

La Búsqueda de Peter Moraga y Domingo Arriagada se extenderán por siete días,  en la que operan dos unidades de superficie de la Armada, lanchas, botes de goma  y un avión, además de pescadores de la zona.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X