Crédito fotografía: 
Archivo El Día
Según el Ceaza, la baja en el nivel de lluvias se viene registrando de manera consecutiva hace más de 10 años, situación distinta a la que se vivió el año 1995.

Comenzó la primavera y el panorama que dejó el invierno no fue muy positivo. Las estadísticas indican que la temporada invernal fue una de las más secas de los últimos 70 años, según informó la Dirección Meteorológica de Chile.

A la fecha, la temporada 2019 es el segundo periodo más seco en Curicó y la tercero más seco de acuerdo con las mediciones realizadas en las estaciones de Quinta Normal y Valparaíso.

 En el caso de la Región de Coquimbo, este año registra un déficit de precipitaciones general de 86,4%,  en términos históricos, la cifra posiciona este invierno como el más seco desde el año 1995 en algunas zonas, según comentó Luis Muñoz, meteorólogo del CEAZA.

El experto aclaró que hay una serie de factores que se deben considerar, como por ejemplo, que el evento de 1995 se dio después de fenómenos que dejaron varias precipitaciones, mientras que en la actualidad la baja en el nivel de lluvias se viene registrando de manera consecutiva hace más de 10 años.

“En términos históricos estos valores tienden a ser el más bajo desde el año 1995. No estamos tan mal, pero como tenemos una acumulación de años secos sí es grave, llevamos más de 10 años con bajas precipitaciones”.

El desglose

Muñoz indicó que, en lo que va del año la Provincia del Limarí presenta un mayor déficit con un 88%, mientras que la comuna con menor registro de lluvias es Vicuña con un 96%.

“Para Vicuña el último año seco fue 1995 donde cayeron solo 1,3 mm, luego el 2012 con 12 mm, mientras que este 2019 alcanza un 8,8 mm. En el caso de Illapel el último año seco fue en 1998 con 18,8 mm y este 2019 a la fecha se registra 21,2 mm.”, precisó el experto.

El ítem que llama la atención es el déficit de cobertura de nieve donde el Limarí lidera con un 86%.

“En contexto histórico esta provincia junto con la del Chopa nunca habían registrado estos niveles desde que comenzaron  los registros satelitales en 2002”, precisó Luis Muñoz

A nivel nacional, la temporada invernal más seca ocurrió en 1968 cuando se alcanzó un 90% de déficit de lluvia. Luego el año 1998 donde se llegó a un 89% por escasez de precipitaciones. Finalmente sigue este año con un déficit de lluvia cercano al 72%.

Según las mediciones del Ceaza, no se ven grandes episodios de lluvias para esta primavera en la zona, “es imposible decir si lloverá o no, pero climatológicamente las proyecciones dicen que las probabilidades de precipitaciones son cada vez más baja mientras nos acercamos al verano”.

Sin embargo, Muñoz dijo que podrían llegar eventos aislados que generen precipitaciones “hay algunos modelos que indican que habría lluvia en la cordillera para la próxima semana, pero es un evento débil, por lo que es difícil decir con certeza si llegará o no”.

Los informes indican que esta primavera no registrará episodios de lluvia extraordinarios en la región, a diferencia del sur de Chile donde se prevén algunos eventos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital