• Durante la presentación de la Intendenta regional, Lucía Pinto, representantes de Chile Vamos aseguraron que el trabajo mancomunado sería la prioridad
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Un año marcado por la compleja instalación del nuevo Gobierno, la rápida salida de autoridades como seremis y gobernadores, así como la hegemonía de la UDI

Desde donde se mire el 2018 fue un año complicado para las figuras políticas que nos representan a nivel regional, un escenario que se veía venir ante el cambio del Ejecutivo en marzo, que provocó la irremediable sustitución de las autoridades en todos los poderes públicos.

La balanza declinó en favor de la Unión Democrática Independiente (UDI). La intendenta Lucía Pinto y el Seremi de Gobierno Ignacio Pinto son militantes del partido, además otros miembros se quedaron con cargos políticos de relevancia a nivel regional.

Esto provocó que Renovación Nacional reclamara, partido que se marginó durante un mes del comité político de los partidos de Gobierno, el cual sesiona una vez por semana para evaluar el panorama regional.

LA COMPLICADA SITUACIÓN DE LOS SEREMIS

En estos 12 meses causó polémica la salida de varios seremis, algunos por imprecisiones con los estudios académicos como fue el caso de Matías Letelier quien había sido nombrado Seremi de Salud y días después renunció al cargo tras una publicación sobre su formación en The Clinic. En entrevista con Radio Mistral, descartó haber mentido en su currículum.

Igualmente sucedió con Emilio Lazo, quien debía asumir funciones como Seremi de Minería, pero no lo pudo hacer porque sus años de experiencia profesional son menos de los que exige el cargo. Aunque contaba con una trayectoria de más de 12 años en el rubro minero, su título de Ingeniero Civil Ambiental lo obtuvo en 2017.

El Seremi de Educación Luis Tello (RN), renunció en noviembre pasado luego de presentarse un conflicto con una periodista de la cartera, -militante del mismo partido-, a la que habría despedido.

RENUNCIA DE GOBERNADORES  

El 31 de julio se registró la salida de Rodolfo Zúñiga, quien se desempeñaba como Gobernador del Choapa. El argumento principal fue la evaluación insatisfactoria de su gestión en el conflicto de comuneros de Cuncumén y Minera Los Pelambres, en el que actuó la policía.

Posteriormente, la Contraloría General de la República decidió iniciar un sumario administrativo en la municipalidad de Salamanca para establecer si Zúñiga tuvo algún tipo de responsabilidad en la tardía denuncia de los casos de producción de material pornográfico infantil.

Y a mediados de diciembre, desde el Ministerio del Interior se confirmó la salida del Gobernador Provincial de Limarí, Darío Molina, quien presentó su renuncia al cargo. El Presidente de la República, Sebastian Piñera, la aceptó y resolvió nombrar en el cargo a Iván Espinoza Bardavid, quien asumirá a partir del 1 de enero de 2019. 6101i

¿Y LOS PARTIDOS DE OPOSICIÓN?

En el caso de la ex Nueva Mayoría, la tarea más importante que han cumplido han sido las acciones fiscalizadoras del Gobierno regional.

En varias ocasiones, parlamentarios de oposición han acudido a la Contraloría para solicitar que se investiguen varios hechos relacionados con la gestión de la intendenta y con el manejo de recursos.

También apuestan por rearmar la coalición, proceso que también ha sido difícil luego de la derrota de Alejandro Guillier a finales del 2017.

Fue a partir de la mitad del año que los representantes de los partidos políticos comenzaron a sostener encuentros más formales para realizar acciones en conjunto, sin embargo, ha sido un proceso más lento del que esperaban.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X