Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Si bien las autoridades señalan que se ha reforzado el personal militar y que se seguirá intentando bajar la movilidad, las personas prefirieron los productos del mar en plena Semana Santa, más allá de los elevados precios y de una preocupante situación sanitaria que ayer registró un nuevo récord.

En la edición de ayer de diario El Día, destacamos cómo las pescaderías funcionarían con aforo reducido y a vez recalcamos la satisfacción de parte de los locatarios tanto de la caleta de Coquimbo como del terminal pesquero de La Serena.

En la jornada de jueves, la cantidad de público que anhelaba llevar a su mesa los siempre saludables pescados y mariscos marcó presencia. Sin embargo, durante la mañana y el mediodía de ayer especialmente, la cantidad de personas - inclusive familias completas- que llegaron hasta la caleta de Coquimbo a abastecerse de muchos de estos “frutos del mar” fue bastante significativa, teniendo en cuenta el alto número de nuevos contagios registrados tanto a nivel nacional como regional.

Sólo en la Región de Coquimbo, las autoridades ayer registraron 289 casos nuevos, 62 de ellos en la comuna puerto y 93 en la capital regional.

EN EL LUGAR



El movimiento en la caleta de Coquimbo fue intenso. En determinados sectores, donde el pasillo era más acotado, la distancia física se cumplía sólo en forma parcial y los clientes tenían poca movilidad para poder transitar. Sin embargo, habían otras zonas donde sí se podía realizar la compra con mayor tranquilidad.

Conversando con locatarios nos encontramos con Ricardo Gómez, del local “Yarela” quien ratificó el alto interés de la clientela, que tuvo que adaptarse a precios más elevados. “El congrio lo tenemos a 8 mil, la palometa a 3 mil 500, el jurel a 4 mil, la merluza a 5 mil, el salmón a 8 mil, la reineta a $ 7.000. También tengo surtido de mariscos y locos”, indicó, destacando que seguirán funcionando hoy y mañana.

En tanto, en el local “El Camanchaca”, nos señalaron que la reineta fileteada está a $10 mil el kilo, y que los precios han subido debido a que este producto viene desde el sur del país. 

En cuanto al movimiento de personas destacaron que “se ha ido reforzando el control en los ingresos y en cuanto a las tomas de temperatura, definiendo claramente el ingreso y salida. Nosotros ofrecemos un producto de primera necesidad”, nos señaló el “Reineto”, su locatario.

MANTENDRÁN FISCALIZACIONES



El comandante Francisco Aravena, prefecto de Coquimbo, en conversación con diario El Día, señaló que “se han reforzado los servicios en este sector, muy coordinados con el Ejército, la Armada y el Servicio de Salud, para que las personas cuenten con sus permisos de desplazamiento correspondientes y compren de manera segura y regulada. Pero nuestro llamado es a que las personas sólo salgan de sus casas si es estrictamente necesario. Entendemos que esta es una zona de una alta afluencia de personas pero hay que ser precavidos”.

En tanto, el coronel Luis Sagas, jefe de la Defensa Nacional de la Región de Coquimbo, acotó que “pareciera que hay una alta movilidad, pero hay que comparar con años anteriores. Si bien hay un gran flujo de personas, no es tan excesivo”, aseguró.

Según la autoridad militar, en horas de la mañana de ayer el interés por llegar a la caleta de Coquimbo en las primeras horas de la mañana obligó a tomar algunas medidas extraordinarias para reforzar el control de las personas, lo que se ha visto replicado en toda la región. A juicio del coronel Sagas, “se reforzó Pelícana, la sala de pesaje y Pichidangui. En la actualidad, esos lugares están con bajo flujo, lo que es muy positivo. Cabe destacar que nuestro personal habitual ese de 180 personas, y éste se incrementó en cerca de 100, repartidos en toda la región”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X