Crédito fotografía: 
Cedida
Epidemiólogos descartan que estas actividades se puedan realizar en el corto plazo, ni siquiera alcanzando la ansiada inmunidad de rebaño.

La esperanza de volver a la normalidad en el mediano plazo se encendió con la llegada de la vacuna a Chile. Si bien hoy las cifras de la pandemia son críticas, los expertos esperan alcanzar la inmunidad de rebaño en el mes de julio.

Son varios los rubros que ansían poder retomar sus actividades, sobre todo en el mundo de la cultura. Sin embargo, lo cierto es que los eventos masivos, fuente laboral para miles de personas, están muy lejos de retornar.

De hecho, la OMS ha planteado que para volver a congregar gente en un concierto, por ejemplo, se necesita tener al 80% de la población vacunada contra el coronavirus.

Al respecto, el secretario regional del Colegio Médico, Fernando Carvajal, comenta que para llegar a organizar eventos masivos, la incidencia debería ser menor a cinco casos por 100 mil habitantes Esto, tomando las precauciones de distanciamiento físico, al aire libre y con mascarillas.

 

¿El “efecto rebaño” es suficiente?

Nadie se atreve a proyectar una fecha donde la Región de Coquimbo vuelva a disfrutar de su tradicional Pampilla o Festivales de verano. Y es que la realidad es que este tipo de actividades son el principal foco de propagación del virus, que cada día cobra la vida de más personas. Con la aparición de la variante británica, brasileña y sudafricana, ni siquiera se garantiza que alcanzando la inmunidad de rebaño se pueda volver a participar de este tipo de panoramas.

Para Carvajal, la gran incógnita post vacunación, es que “no se conoce adecuadamente la efectividad de ellas frente a las nuevas variantes que circulan, las cuales ya están en nuestro país e incluso en nuestra región”.

De esta manera, el  incierto futuro de estas actividades socioculturales, genera gran preocupación para las empresas que se dedican a este rubro.

Asimismo, la epidemióloga Paola Salas, académica de la Universidad de La Serena y doctora en Salud Pública, confirma que el problema está en la distancia para evitar el contagio.  “Los eventos masivos que se hagan se van a tener que hacer con distancias mayores a 10 metros cuadrados y lugares abiertos. Eso es lo recomendado por la OMS”, explica.

A la vez, sostiene que la vacunación no garantiza una normalidad en mediano y corto plazo, declarando que “los eventos masivos en este momento, son impensables”.

Según la especialista, el efecto post vacuna se podría conocer luego de tres meses. “Recién a fines de junio o julio, se podría evaluar la evolución del efecto de la vacuna y recién se podrá ver si hay una disminución en los casos y poder autorizar esos tipos de eventos”.

Pero concuerda que la realidad epidemiológica es variante y relativa, reconociendo que “estamos temiendo en este momento, porque podríamos tener una pandemia sobre la pandemia que ya tenemos, y esto se debe a las nuevas variantes”.

De esta forma, Salas agrega que no todas las vacunas que hoy se están administrando “están hechas para esas variantes. No se puede asegurar el efecto de la vacuna en esos genotipos (británica, brasileña y sudafricana). Solo está hecha para el virus detectado en Italia y Asia”, concluye.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X