Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El religioso del colegio Seminario Conciliar falleció ayer a la edad de 94 años producto del Covid-19, dejando un gran legado en sus alumnos a los que guió por el camino de la física y la astronomía. De igual manera, su bondad y enseñanzas marcaron a los habitantes de La Higuera, donde fue párroco por varias décadas.

El pasado sábado 17 julio cuando se supo que el sacerdote Juan Battista Picetti (94) había sido internado por Covid-19, causó preocupación en toda la comunidad seminarista, pero se esperaba que como contaba ya con sus dos vacunas no fuera un cuadro de gravedad. Lamentablemente, sus enfermedades de base, que lo acompañaban hace unos años, no le permitieron resistir al mortal virus, dejando un hondo pesar con su partida en todos los que lo conocieron ya sea en su faceta de profesor, científico o sacerdote.

Picetti, quien llegó de Italia en el año 1952 tras ser ordenado sacerdote, será recordado por ser el inspirador de generaciones de astrónomos y científicos, que comenzaron sus primeros pasos con este mundo de descubrimientos en su inmenso laboratorio, que tenía ubicado en una esquina del segundo piso del Colegio Seminario Conciliar de La Serena.

Generaciones tras generaciones de estudiantes conocieron su pasión por los experimentos y su ya mítica frase “el carrito sube y el carrito baja” con la que explicaba de forma práctica y didáctica los complejos secretos de la física.

“Recuerdo que a finales de los 80’ cuando tener un computador valía una fortuna, él nos dejaba ocuparlo sin problemas, incluso para jugar. Le gustaba que uno se acercara a la tecnología. También recuerdo que una vez algún ‘chistoso’ llamó que había una bomba en el colegio y salió con un aparato como los del Gope a examinar un paquete que había en el patio”, recuerda Carlos Rojas, exalumno del Colegio Seminario Conciliar, al enterarse del deceso de quien afirma fue su mentor para ingresar a estudiar Pedagogía en Matemáticas y Computación.

Como Carlos son varios los exalumnos seminaristas que afirman que el haber pasado por el laboratorio del padre Picetti les permitió encontrar su verdadera vocación.

 

El Tololito y Cerro Mayu

Este amor por la ciencia llevó al religioso, en el año 1969, a formar un grupo de astronomía y posteriormente construir un observatorio para poder disfrutar del universo.

 “El primer telescopio que tuvimos le dimos el nombre de Tololito, y en 1972 hicimos el Tololito más grande. El estudio lo hizo el mismo Observatorio Tololo. Luego entraron personas que aportaron a la compra de un buen telescopio, pero lamentablemente hoy existe mucha contaminación lumínica”, relató en su oportunidad a El Día sobre la estructura que levantó en los patios del Seminario Conciliar.

En el año 2006, Picetti impulsó la construcción del Cerro Mayu, un complejo arquitectónico y escultórico construido en torno de una cúpula para un telescopio de 14 pulgadas y que cuenta con segundo telescopio dedicado a investigación básica.

“En un momento dado nos dimos cuenta de que ya no se podían hacer observaciones de aquí y dijimos por qué no buscamos allá. Y tuvimos el apoyo de exalumnos, la familia Olivier, que nos dio un pedazo del cerro. Lo probamos. Cuando uno sueña fuerte, las cosas se cumplen”, expresaba en su oportunidad el sacerdote barnabita.

Toda esta dedicación a la ciencia, y principalmente a la astronomía, llevó a que diferentes organizaciones reconocieran la labor de Juan Bautista Picetti, recibiendo el premio Michael Faraday a la docencia en física, que otorga la Facultad de Física de la Universidad Católica de Chile. Además, que el Observatorio de AURA en Chile, creara el Premio Anual denominado el “Premio Padre Picetti”, que año a año reconoce a líderes en educación y extensión del norte de Chile.

 

Hijo ilustre de La Higuera

Pero el religioso italiano no solo dejó huella en sus estudiantes, sino también por su labor pastoral y social en la comuna de La Higuera durante 36 años.

Su abnegado trabajo con los habitantes lo llevó a ser declarado “Hijo Ilustre” de la comuna en el año 2008, en una emotiva ceremonia en la que casi todo el pueblo se reunió en su plaza.

Por esto su deceso causó conmoción en la localidad, tal como lo relata el alcalde (S) Carlos Flores, quien dice que el sacerdote marcó a varias generaciones que disfrutaron de sus enseñanzas.

“Toda la comuna de La Higuera está muy sentida por su partida, nos conmueve su partida. Hoy vi muchas lágrimas en los ojos de las personas al enterarse de su partida”, indicó la autoridad comunal.

En este contexto, el P. Elson Rojas Lamas, Rector Colegio Seminario Conciliar de La Serena, indicó que el padre Picetti fue un fundador de la presencia Barnabita en Chile.

“A veces quizás porque él se dedicó a sí a la enseñanza de la astronomía de manera tan notoria o porque también como Párroco fue un hombre tan comprometido con su pueblo porque él tenía puesto su corazón en La Higuera hasta el final, quizá no todo el mundo logra darse cuenta de una cosa que es primerísima y es que el P. Picetti fue un hombre que vivió su vida enteramente para Dios, ese era su norte. Y eso en grado sumo y excepcional”, indicó el director del establecimiento educacional.

Una de las autoridades que quiso mostrar su aprecio al fallecido sacerdote por las redes sociales fue el ministro de Defensa, Baldo Prokurica.

“Quiero expresar mis sinceras condolencias a la familia y amigos del Padre Battista Picetti Serughetti, quien fue mi profesor en el Colegio Seminario Conciliar de La Serena. Su ejemplo de vida y de valores cristianos y humanos han sido inspiración para muchos estudiantes”, dijo el secretario de Estado en su cuenta de Twitter.

A su vez, Franco Dalbosco, cónsul honorario de Italia, señaló que su deceso es una gran pérdida para la Comunidad Barnabita.

“Damos Gracias a Dios, quienes tuvimos el privilegio de ser sus alumnos, por toda la generosidad entregada, su sabiduría que muchas veces no estábamos capacitados para seguirle, ya que él es de otro planeta, y luego, bajaba a tierra para entregar el mensaje y paz, ya sea por las salas y patios del Colegio o por los caminos polvorientos de la comuna de la Higuera, donde fue un misionero de Cristo”, declaró.

 

Funerales

Los funerales del Padre Picetti se realizarán hoy jueves 05 de agosto, a las 11:30 horas en la Capilla Santa Lucía del Colegio Seminario Conciliar. De forma presencial solo podrán asistir a la Santa Misa aquellas personas que ya fueron convocadas, esto respetando las medidas preventivas bajo el contexto sanitario. Con el propósito de extender la participación a toda la comunidad en su conjunto, se realizará una transmisión de toda la celebración litúrgica, la que se podrá seguir en las plataformas virtuales del establecimiento.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X