• A nivel nacional, serían aproximadamente 6 millones los chilenos con morosidad financiera, a raíz de la pandemia por Covid-19.
Crédito fotografía: 
El Día
Según un estudio de Chiledeudas.cl, el 35% de sus habitantes considera que, a raíz de la crisis generada por el coronavirus, no contará con las herramientas necesarias para poder cumplir con sus compromisos financieros a raíz del incremento de su situación de morosidad. Dicha percepción es la más alta del país.

No es promisoria la situación que hoy vive Mauricio Antiquera, trabajador del puerto de Coquimbo.

Con una pandemia y cuarentena aún vigentes y afectando gravemente la situación económica del país, no son muchas las posibilidades de trabajo al que puede optar, mientras, en su condición de trabajador eventual, sin ingresos fijos, lo único que espera es que la situación se solucione pronto.

“El problema más grande que tenemos en el puerto, es la falta de trabajo, ya que si nosotros trabajamos, obviamente generamos ingresos. Pero si no hay empleo en el mes, no recibimos ningún tipo de ingreso”, señala.

Esta situación señala, ha afectado su estado financiero. Y si bien, aún cuenta con algunos ahorros con los que se ha podido mantener, el futuro se le presenta amenazante.

“Nosotros no calificamos a los bonos que entrega el gobierno, pues somos eventuales, no tenemos ingresos continuos. Y la gente ya se está desesperando. Por último, antes se podía aspirar a dos o más trabajos, como colectiveros o en la construcción. Pero ahora, no hay nada de eso. Es muy desalentador el panorama”, lamenta.

Morosidad imparable

En efecto, la crisis económica generada por el coronavirus, no deja de provocar estragos en el bolsillo de las personas, más aún, cuando el empleo se ha transformado para mucha gente en un bien escaso.

Y como ello, impacta directamente en la capacidad de pago de las personas, la proyección que hace la propia la gente respecto a la posibilidad de pagar sus compromisos financieros es desalentador.

Así por lo menos, lo recoge un reciente estudio de Chiledeudas.cl., en donde se indica que el 35% de los habitantes de la Región de Coquimbo, creen que después de la pandemia de Covid-19, no podrán recuperar su solvencia financiera, ya que gran parte de ellos tiene morosidad con hasta cinco acreedores.

De esta forma, la región lidera esta percepción a nivel nacional.

Guillermo Figueroa, director de Chiledeudas.cl., señala que un aspecto preocupante de este estudio, es que antes de la crisis del coronavirus, “sobre el 70% de los habitantes de la región aseguraban tener deudas, pero bajo control. Pero con el efecto pandemia por Covid-19, el 44% de los encuestados está sobreendeudado y con desorden financiero, mientras que el 27% registra morosidad financiera, con lo que el 81% de la población regional se encuentra en graves problemas financieros”, asegura.

Pymes en problemas

Pero los problemas financieros no sólo se dejan sentir en el mundo laboral, sino también en las propias empresas, sobre todo en las pymes.

Así por lo menos lo explica, Marco Quintún, gerente Maquiseg Seguridad S.P.A., pequeña empresa dedicada a entregar servicios de seguridad en grandes eventos en la región, todos los cuales hoy se han cancelado, generándole importantes pérdidas económicas.

“Con las medidas implementadas por el Covid-19, se han incrementado los gastos, se ha tenido que bajar la cantidad de personal, y acomodar las cotizaciones”, explica, lo cual, evidentemente, le han conllevado apuros financieros.

Para peor señala, “los grandes negocios como por ejemplo los nuevos mall, traen todas sus contrataciones cerradas en Santiago y no le dan oportunidades a las empresas que son de la región”, se lamenta.

Sin opciones

Toda esta situación pues, que afecta a trabajadores y empresarios, queda en evidencia en el estudio de Chiledeudas.cl., el cual indica que en el 82% de los hogares de la región viven de 1 a 3 personas con graves problemas de deuda financiera debido a la crisis del coronavirus.

Según Figueroa, esta situación se ve agravada además, porque en el caso de la clase media, “ellos no tienen muchas opciones para enfrentar el duro golpe de la pandemia. De hecho, el 59% de los encuestados en nuestro estudio señalan que no tuvieron más alternativa que dejar de pagar a sus distintos acreedores; mucho más atrás, el 21,9% reestructuró sus deudas; el 8% se acogió a la Ley de Insolvencia, y el 11% sigue pagando sus deudas con normalidad”, detalló.

En ese punto, el ingeniero comercial aclara que de los encuestados en la Región de Coquimbo, el 25% tiene un trabajo informal, “fundamentalmente luego de haber perdido su fuente de ingresos original”, y otro 25% cuenta con un trabajo independiente. Precisamente, el eslabón más débil del mercado laboral.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital