• El miércoles participaron cerca de 300 vehículos de diversas líneas de colectivos que desde distintos puntos de la conurbación llegaron hasta intendencia para entregar su petitorio que consisten principalmente en un bono de $350 mil por tres meses.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El presidente del Sindicato Provincial Elqui de Conductores de Taxis Colectivos aseguró que los dirigentes de las líneas de colectivos que se paralizaron ayer están engañando al Gobierno, a la gente y a los conductores, ya que en las solicitudes de beneficios no habrían incluido a los conductores sino únicamente a los propietarios. Esperan que hoy, al igual que ayer, sea la propia intendenta quien reciba su petitorio cuando arriben al frontis del edificio del Gobierno Regional.

Gran congestión vehicular provocó la caravana de taxis colectivos que la mañana de ayer miércoles recorrió diversos puntos de la región arribando en el frontis de la intendencia, instancia donde la Federación de Taxis Colectivos y presidentes de diversas líneas de la zona presentaron una carta pidiéndole al Gobierno un bono en apoyo al gremio.

Un paro al que no se adhirió el presidente del Sindicato Provincia de Elqui de Conductores de Taxis Colectivos, Marcos Ponce, quien manifestó su molestia con el gremio de propietarios de taxis colectivos, puesto que asegura que convocaron a los conductores engañados a la paralización de ayer.

Según precisó Ponce, la ayuda que estarían gestionando desde la Federación de Taxis Colectivos responde al llamado nacional de la CONATACOCH y CONTTRAMEN, quienes estarían solicitando apoyo exclusivamente a los 60 mil propietarios y microempresarios del gremio a nivel nacional y no a los conductores.

“Siento molestia porque engañan a los conductores, les dicen que van a luchar por nosotros y dueños, cosa que no es cierto. Ellos hablaron de nuestra gente y nunca nos incluyeron. Me doy cuenta de las intenciones y se lo hicimos ver a nuestros asociados” expresó Ponce.

Acusó irregularidades de parte de los dirigentes de las diferentes líneas, quienes estarían presionando a los conductores a desafiliarse de los sindicatos.

Una molestia que se extendió a los socios del sindicato de conductores, quienes incluso se desafiliaron de la Federación tras enterarse que la lucha de ayer solo iría en beneficio de los microempresarios y no de todos como habrían asegurado los dirigentes al Gobierno Regional y a los medios de comunicación.

“Tal como muchos se enteraron yo presenté mi renuncia porque considero que la marcha no es algo que involucre a todos los personajes, tanto dueños como conductores, en la carta en ninguna parte de la petición que hizo la CONATACOCH, y que está solicitando a nivel nacional, incluye a los conductores y creo que en ésta época de pandemia no hemos aprendido, es una época que deberíamos estar juntos y ser una sola voz” expresó Cristian Pinto, presidente de la línea 69 de Taxis Colectivos de Ovalle y ex presidente de la Federación de Taxis Colectivos de Ovalle.

Ponce agregó que siempre han sido los dueños de los móviles quienes se  han visto beneficiados con las ayudas del Gobierno sin apoyar a los conductores, quienes desde hace tiempo están trabajado en conjunto, y sostenido varias reuniones con autoridades, para ser reconocidos como trabajadores, puesto que siempre han trabajado de manera “informal” y no cuentan con contrato de trabajo, no tienen salud ni tampoco imposiciones.

“Acá hay dueños que tienen cantidades de autos, en Tierras Blancas hay una persona que tiene 90 autos, hay familias que manejan las líneas completas, las cosas son irregulares”, además dijo que las líneas se financiaban con aportes diarios de todos los socios, cuotas que pagaban los conductores y no los propietarios de los móviles.

De acuerdo al dirigente no se trataría de un quiebre entre dueños y conductores puesto que nunca habría habido unión, ni siquiera entre las mismas líneas de colectivos, quienes solo estarían peleando por sus intereses cuando nunca han apoyado a los conductores y que ahora exigirían bonos al Gobierno puesto que sería su bolsillo el perjudicado.

“Uno observa como dirigente que no hay visión única y cada uno vela por sus intereses, pero lo que más me molesta es que ellos les mintieron a los conductores”.

Pese a eso ello, Ponce indicó que continuarán luchando y hoy se movilizarán mediante una caravana que recorrerá las calles de La Serena para reunirse en el frontis de la intendencia, donde esperan ser atendidos por la máxima autoridad regional, tal como la jornada de ayer.

“Lo único que queremos es que el Gobierno nos escuche y que haya alguien que nos reciba la carta. Le hago un llamado a la intendenta que tenga la bondad de recibirnos”

La convocatoria es a las 10 de la mañana en el Estadio La Portada, desde ahí partirán rumbo a Huanhualí, tomando calle Balmaceda hasta la Avenida Francisco de Aguirre, tomando Cienfuegos y luego Prat para arribar al Gobierno Regional.

“Nuestro objetivo nunca ha sido darle molestia a la gente, porque nosotros dependemos de los pasajeros, y necesitamos que nos apoyen, son nuestros usuarios”, es por eso que aseguró que la manifestación no afectará el servicio que prestan a diario a los usuarios.

El dirigente manifestó que espera la participación de unos 100 vehículos, además indicó que se sumarían a la marcha los taxis de la región, que no se adhirieron al paro nacional, y el transporte escolar.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X