Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Autoridades no se han sentado a dialogar desde que se instauró la nueva institucionalidad. Mientras Pablo Herman asegura que ha insistido en coordinar un encuentro, Krist Naranjo afirma que se encuentra trabajando en los procesos internos y en la ejecución presupuestaria.

Solo metros separan la oficina de la gobernadora regional, Krist Naranjo, y la del delegado presidencial, Pablo Herman, en el edificio de la Exintendencia Regional. Pese a esto, desde que comenzó a regir la nueva institucionalidad no han podido reunirse para analizar las prioridades de la Región de Coquimbo.

Al ser consultados por El Día, ambas autoridades apuntan a un tema de agenda, que les ha imposibilitado concretar este encuentro.

Ayer por ejemplo, mientras Krist Naranjo participaba de una reunión entre gobernadores regionales en la ciudad de Concepción, Pablo Herman estaba en la comuna de Los Vilos, en una actividad sobre la mesa de seguridad de Choapa.

Sin embargo, la situación es preocupante, ya que siempre se hizo hincapié en que el trabajo mancomunado entre ambas figuras sería vital para trabajar por el beneficio del territorio.

 

¿Falta de voluntad?

Según cuenta el delegado presidencial, ha enviado varios correos a Naranjo para coordinar la reunión, pero no ha obtenido una respuesta positiva.

“Estamos todavía a la espera de alguna reunión con la gobernadora respecto a los proyectos importantes. Por lo pronto, esta semana me reuní con los 15 alcaldes para poder gestionar temas relacionados con la sequía e iniciativas de las propias comunas que desconozco en qué situación están. Con los municipios revisamos la situación del Pro Empleo al que se le tienen que gestionar los recursos por parte del Gobierno Regional para no afectar los ingresos de unas 600 personas y los municipios están colaborando para que esto no ocurra. Junto con los alcaldes hemos tenido una semana de trabajo conjunto en la que incluso viajamos a La Moneda para plantear y resolver sus inquietudes”.

 

Revisando procesos internos

Por su parte, la gobernadora regional, Krist Naranjo, ha sostenido, en reiteradas oportunidades, que estos primeros meses se encuentra trabajando en la ejecución presupuestaria, agilizando iniciativas, priorizando proyectos en reuniones con los alcaldes y sus equipos y, en paralelo, revisando procesos internos.

No obstante, algunos de los integrantes del Consejo Regional se han mostrado críticos con su actitud, argumentando que es difícil que la gobernadora pueda realizar una estrategia regional de desarrollo o influir en la inversión pública, sin contar con diálogo formal y expedito con los seremis, los servicios públicos o el mismo CORE.

 

Trabajo integral

 A su vez, la consejera regional, Adriana Peñafiel, indica que desconoce si ha existido un acercamiento entre la gobernadora regional y el delegado presidencial.

“Es un tema que ellos deben conversar. Todo buen ejercicio de un trabajo público electo por la ciudadanía o representando un poder como el delegado presidencial debe ser integral. Mientras más armonía y sintonía exista entre todos quienes trabajan por la región, tanto mejor es el resultado para los vecinos y la propia región”, expresó.

En este contexto, Peñafiel comenta que administrar un Gobierno Regional no es sencillo y tener que integrarse a un proceso público, asesorándose en toda la legislación es complejo.

“La administración pública no es fácil y sobre todo si no contamos con una experiencia previa. En esto se le debe dar el tiempo suficiente a la gobernadora y en la medida que pasemos estos tres meses iniciales debería ser más expedito. Esto requiere un tema de adaptación para todos”, reflexiona la expresidenta del órgano.

 

Aprendizaje

Peñafiel afirma que la gobernadora está asumiendo su cargo y analizando cada uno de los proyectos.

“Además, se encuentra formando un equipo y si bien no ha sido el ritmo que estamos acostumbrados, se debe tener en cuenta que es un cambio en el pensamiento de la gestión y administración. Esto ha significado que el movimiento ha sido bastante más lento en el trabajo que veníamos realizando”, aseveró la Core RN.

En este sentido, aclara que esta situación es parte del aprendizaje que Naranjo debe tener como autoridad, ya que es la primera vez que está en un cargo de esta naturaleza.

“Recién ha estado integrando profesionales a su equipo. Estamos a tiempo de poder ver los proyectos, debemos acelerar y no creo que vaya a exponer a la región a un ejercicio que siga siendo lento, sobre todo que se le ha hecho saber directamente en las sesiones plenarias. Tengo optimismo que vamos a ir avanzando en la ejecución presupuestaria”, finaliza.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X