Crédito fotografía: 
El Día
La propuesta será debatida en particular durante la próxima semana, en la que se podrán hacer indicaciones. Consultados distintos actores, algunos plantean la oportunidad de abrir accesos a uno de los territorios más extensos de Chile: la montaña; mientras que otras voces plantean las dificultades diarias de abrir al público terrenos privados.

El pasado jueves la Comisión de Medioambiente de la Convención Constitucional aprobó en general sus dos primeras normas, el cuidado de la atmósfera y el acceso a la montaña. La última propuesta fue presentada por Nicolás Nuñez (FRVS) y fue votada por amplia mayoría, con solo cinco abstenciones y sin votos en contra.

La propuesta establece que es “obligación del Estado garantizar el derecho de acceso a la montaña, así como el derecho de uso de senderos ancestrales, promoviendo y asegurando la conservación, protección y restauración de ecosistemas, infraestructura asociada, sitios y recorridos de tránsito y uso ancestral e histórico, así como la educación en torno a ella, experienciación y la coordinación con actividades deportivas, culturales, patrimoniales y recreativas”.

La propuesta también establece que en caso de impedimento o colisión de derechos, “el Estado velará prioritariamente por la protección de la biodiversidad y los ecosistemas de montaña, y por el ejercicio del derecho de uso con autocuidado y responsable con el entorno”. 

“En caso de actividades de desarrollo económico, estas tendrán que ser ecológicamente sustentables, resguardando el patrimonio natural, las funciones ecosistémicas y la cultura de las comunidades pertenecientes al territorio”, añade.

La normativa fue aprobada en general y durante la próxima semana se espera se hagan ingreso de indicaciones para ser discutidas. En caso de ser votada favorablemente la normativa en particular, pasará al pleno de la Convención, en que necesita el apoyo de 2/3 de los constituyentes para ser aprobada.



Menor acceso a la montaña

Durante la discusión uno de los argumentos que más se repitió para aprobar la normativa fue la democratización de espacios. En la fundamentación del proyecto se pone de ejemplo el caso de Escocia que establece el derecho a paso inocente, que permite transitar y pernoctar breve y temporalmente en terrenos abiertos, incluso en propiedad privada, con fines de recreación y ejercicio. 

Para el reconocido montañista y fotógrafo Paulo Olivier, “es un buen punto de partida reconocer que la montaña merece tener un acceso”.

“Todos los años la región encabeza las denuncias de cierres de playas y la dificultad de acceso, pero en la montaña la situación no cambia mucho, solo que está más alejada y la gente no está tan consciente”, explica.

Si bien Olivier indica que hay que esperar cómo avanza la discusión sobre los detalles y saber si el acceso será también en lugares privados o solo en los del Estado, reconoce que “hoy el principal problema son los lugares privatizados”.

Consultado sobre la situación de acceso a la montaña en la región, el montañista explica “que en la Región de Coquimbo es un tema que ha ido retrocediendo en el tiempo”. 

“Hago montañismo de manera activa desde el año 2012 y han ido apareciendo mucho más portones limitando el acceso a cerros que son de trekking suave por el día, hasta la montaña misma que se cerró hace un par de años donde están las cumbres principales de nuestra región”.

“Si pensamos en la ríos principales que nacen en la cordillera y terminan en el mar, todos los accesos  a esos ríos hoy están privatizados. El único lugar que nos queda accesible es en la zona de Agua Negra, pero que depende de la regulación de Carabineros y si se abre o no el Paso”, explica.

Olivier indica que debido a estas constantes restricciones, ha debido centrar su actividad en la Región de Atacama en donde hay menos limitaciones para hacer montaña.

Otro punto relevante de la iniciativa N°78-5 recuerda que más del 60% de nuestro territorio está constituido por montaña, en que no se ha considerado como sujeto de derecho y valores la propia montaña, el agua y el suelo que la conforma, mientras que ha primado el ámbito del derecho privado, primando una perspectiva extractivista. 

Consultado el montañista sobre poner el énfasis en la educación sobre el resguardo de la montaña, Olivier explica que el acceso y la educación son cosas que van de la mano y es bueno considerarlas desde el inicio.

Indica que una de las principales razones que ocupan los privados para justificar el cierre de ciertos lugares es que se ensucia y contamina. “Yo no creo mucho en esto, porque en verdad nadie garantice que el privado va a cuidar mejor el lugar que el otro; y por que no son todas las personas, si no personas puntuales que generan contaminación en los sectores”.

Olivier explica que esta realidad se repite en otras áreas, “creo que tiene que ver con la desconexión que hemos generado como país de la naturaleza, que la damos como lugar lejano y que hay que pagar para acceder”. 

“Esperemos que esta normativa siga avanzando y me parece positivo que no tuviera votos en contra. Pareciera que hay un acuerdo general en torno a esto y que da la esperanza de que cuando siga pasando etapas va a ser aceptada por todos y ser, eventualmente, parte del resguardo constitucional”, finalizó el montañista.

La irresponsabilidad: Principal problema de los dueños de terrenos cordilleranos



Marta Ahumada es concejal de la comuna de Paihuano, parte de la Mesa Comunal por la Vida y encargada de medioambiente. Señala que esta consciente que se siente privilegiada por vivir toda su vida en el campo y tener acceso a la montaña, pero tanto para ella como para sus vecinos el ser dueños de terrenos en sectores cordilleranos resulta preocupante.

“Nosotros vemos la irresponsabilidad, la basura que nos dejan, incendios y otras cosas que nos han ocurrido”, indica

Ahumada explica que fue, precisamente, la irresponsabilidad de los visitantes por el día a las riberas del río y cerros lo que obligó a la creación de camping.

“La gente solo exige derechos pero no tienen ningún deber. Antiguamente la gente venía al río, pero después la gente empezó a dejar tanta basura que se empezó a cerrar y formar camping como la única forma de regular eso”.

Ahumada indica que esa irresponsabilidad de los visitantes ha repercutido en incluso incendios forestales con daño en árboles nativos, como maitenes centenarios, lo que ha llevado a cercar como una forma de proteger el entorno y los afluentes de agua. Sin embargo, eso no ha contribuido mucho.

La concejal recuerda el caso de la persona fallecida en el sector de El Colorado, que “vino a de nuevo a mover una situación de personas que no tenemos la culpa de haber nacido en este espacio”.

“La persona entró por un lugar no habilitado. Los dueños del predio tienen portón porque se han provocado incendios por campistas que han entrado y lo otro, es que están declarando Santuario de Naturaleza y deben cerrar para proteger ese espacio”.

Una situación, que indica, ya había ocurrido nueve años atrás con el joven argentino desaparecido, Marco Roldán.   

“Aquí han sufrido dos familias, porque ha sufrido la familia y hemos sufrido nosotros, porque se perdió en nuestra propiedad, que es propiedad privada”.

La concejal explica que si bien Carabineros les ha señalado que solo se puede permitir escalar el cerro a personas que portaran permisos, que norman hora de subida y bajada, mucha gente lo hace libremente lo que ha generado problemas.

Los dueños de terrenos en la precordillera indican que Carabineros les ha señalado que solo se puede permitir escalar el cerro a personas que portaran permisos, que norman hora de subida y bajada, mucha gente lo hace libremente lo que ha generado problemas.

La concejal explica que hoy hay espacios abiertos.  “En la hacienda en que vivimos el portón vive abierto, jamás lo hemos cerrado y tenemos un sendero que llega a la Piedra Guanaco que tiene petroglifos diaguitas y nunca, desde que tengo memoria, le hemos negado el espacio a nadie. La gente ingresa y tiene acceso señalizado, pero somos nosotros los que atendemos la puerta, mi mamá es adulta mayor y debe salir, atender a la gente y no te puedes imaginar las faltas de respeto de personas que le dicen que los cerros son de todos”.

Como una forma de limitar esos problemas que se han creado sectores demarcados de libre acceso a la comunidad.

“Tenemos una asociación turística en Cochiguaz y tenemos sectores en que la gente puede acceder y no entrar por sectores cercados y propiedades privadas. Hay campings con cascadas, tenemos el sendero de Piedra Guanaco que entran gratis; la Estupa, que es un monumento por decirlo así, en que la gente entra gratuitamente; tenemos varios lugares en que se puede entrar libremente; también en El Colorado senderos guiados”.

Por esta razón espera que la próxima discusión considere la situación que enfrentan a diario.

“Si esto se va a normar espero que sea justa para ambas partes, para el propietario y para el visitante. No quiero que me vengan a contaminar mi sector, que es como mi casa, con basura en caminos, incendios feroces en arboles nativos”.

Voces regionales

  • Una abstención regional



Roberto Vega (RN), representante de distrito 5 que comprende a la Región de Coquimbo, fue una de las voces críticas al momento de votar y optó por la abstención.  

“La primera razón, es que la forma en que fue explicada la norma tiene bastante errores jurídicos. Partió diciendo que se somete a un régimen muy similar a la servidumbre de tránsito, las cuales son contrarias a lo que se establece no solo en Chile sino en toda la legislación internacional”, explicó el constituyente.

Otra de las críticas del constituyente, y que fue ampliamente debatida en la comisión durante la discusión de la aprobación de la normativa, fue el acceso a terrenos de pueblos originarios, por lo que se espera que sea abordado durante la próxima semana.

“Tiene temas que no ha sido abordados con seriedad como el paso por terrenos pertenecientes a pueblos originarios, sitios de resguardo arqueológico o lugares de comunidades agrícolas que es algo que netamente comprende a la Región de Coquimbo y que podría verse vulnerado”, acotó Vega. 

Otro punto que para Vega es relevante, es qué la propuesta no establecería normas y obligaciones   para quienes hagan uso de los caminos. “Por lo tanto, quienes tienen predios cordilleranos o estén haciendo uso de estos senderos serían los dueños de estos terrenos los responsables del cuidado del terreno sino también de las personas que ingresen a través de ellos”.

Vega añadió que la normativa tampoco establece qué ocurrirá con la flora y fauna que se quiere conservar.

Finalmente, añadió que se debe determinar “si esta es una norma requiere un rango constitucional o una norma legal. El régimen de la servidumbre en Chile existe desde la dictación del Código Civil, por lo tanto, si vamos a regular todo a través de la Constitución, vamos a tener una constitución demasiado amplia, que en vez de resolverle los problemas a los chilenos y chilenas, les va a crear muchos más”. 

  • Aprobación



María Trinidad Castillo, constituyente de la región, aprobó favorablemente la medida, debido a que esta se votó en general y en las semanas siguientes se harán indicaciones que se analizarán en el pleno en la medida que se vayan presentado. “Me parece bien que se norme este derecho”.

“Mi aprobación, tal como se mencionó en la deliberación, la forma de ejercer este derecho se entiende de forma parecida, no igual, a la servidumbre de paso contemplado en el ordenamiento jurídico. Es parecido a lo que existe hoy en las playas y , en ese sentido, el grado de afectación a la propiedad ya constituida no debiera ser mayor, o sea, si es dueño de un terreno, incluso si se tiene actividad productiva en la montaña y está situada en un sendero de valor ancestral o para los arrieros, se establece que el tránsito a través de él debiera ser permitido, pero no se dice necesariamente que no pueda desarrollar la actividad económica o que el dueño del predio no va a poder hacer uso libre de su goce y disposición de su propiedad. Por tanto, no me parece una norma conflictiva con los derechos de propiedad ya constituidos”.

Castillo añade “que todas las personas tenemos derechos a gozar de nuestra naturaleza y no se debiera bajo ningún punto de vista bloquear el acceso a estos. Creo que es importante facilitar el acceso, sin detrimento o alteración de la propiedad”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X