Crédito fotografía: 
Archivo El Día
Los embajadores de la cumbia porteña volvieron actuar ante su fanaticada luego de un año y medio de paralización. Si bien regresaron a las pistas en el evento de Espacio Peñuelas, su tradicional presentación en la Pampilla aún tendrá que esperar.

Tras un año y 7 meses sin recibir los aplausos del público, el consagrado grupo porteño Los Vikings 5 se presentó en el escenario del evento “Zapateando”, el pasado jueves en el Espacio Peñuelas. Con alegría, los asistentes vibraron con sus clásicos de siempre, reviviendo en parte la tradición de Fiestas Patrias.

Si bien por segundo año consecutivo, debido a la pandemia, no pudieron disfrutar de la magia de la Pampilla, el hecho de volver a cantar en vivo los tiene muy satisfechos. Al respecto, Ángel Núñez, director, corista y animador del conjunto, expresó a El Día que la “sensación es fantástica”. 

“Fue como si no hubiera pasado nada. Todas las melodías y los rostros de felicidad de las personas, recibiendo y cantando nuestras cumbias fue sublime”, cuenta el integrante de la banda que está en el ADN de los coquimbanos. 

Si bien reconoce que hace un tiempo veían lejana la posibilidad de presentarse en vivo, gracias a las favorables condiciones sanitarias y a los exigentes protocolos del evento, su anhelo fue posible. Los responsables de éxitos como “De Coquimbo Soy” y “Linda Provinciana” hicieron bailar al público en Vive Peñueñas.

Sobre sus sensaciones, comenta que la crisis sanitaria “nos hizo parar en seco, nunca pensamos la magnitud de esta pandemia que nos mantuvo detenidos por mucho tiempo. Gracias a Dios salió todo bien al regreso, llevamos a cabo el show con todas las condiciones requeridas, lo que nos demostró que sí se puede lograr y propiciar este tipo de eventos”. 

Otro año sin pampilla  



A lo largo de su historia, Los Vikings 5 han sido el plato infaltable en la Pampilla de Coquimbo, participando en casi todas sus ediciones. Y es que las cumbias de los embajadores de la fiesta porteña han sonado sin discusión en la Fiesta Más Grande de Chile, siendo disfrutadas por varias generaciones. 

En este punto, Núñez precisa que antes de la emergencia del coronavirus, solo se habían ausentado tres veces de la festividad, escenario que los ha visto crecer. “Para nosotros Coquimbo es sagrado, es por eso que nosotros salimos a nuestros shows a partir del 13 de septiembre, pero el 20 es exclusivo para la Pampilla”, comenta.

En esta línea, resalta que la tradición de cerrar la fiesta es una costumbre familiar, que han mantenido a lo largo de los años. “La falta de la Pampilla se siente, es un fantasma que está rondando por ahora y que ojalá pronto se pueda retomar, para llevar alegría a nuestra gente”, expresa. 

Por último, sostiene que la relación entre el público y la banda ha perdurado de generación en generación, fortaleciendo el vínculo, que es “único”. 

“Tenemos la confianza en que la gente ya está aprendiendo a cuidarse y protegerse del Covid-19, ya que esto es esencial para que se retorne un poco a la normalidad y volver el próximo año”, finaliza.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X