Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El rubro ha tenido que enfrentar diferentes problemas producidos por la pandemia, pues tiene que hacerse cargo de sus compromisos económicos sin poder abrir los recintos. Representantes alzan la voz, afirman sentirse pasados a llevar y, con argumentos sobre la mesa, aseguran que son parte de la solución ya que los gimnasios aportan en la salud de los chilenos.

Por: Zoe Arévalo

 

Representantes de los gimnasios de la zona norte del país participaron  de una sesión especial de la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados, encuentro que les permitió exponer su dramática situación frente a las medida adoptadas por efectos de la pandemia del coronavirus en el país, ya que se han visto imposibilitados de funcionar luego de la disposición del pasado 11 de marzo, que es contraria a la que emitieron las autoridades en el diario oficial del 25 de febrero que permitía el funcionamiento de los gimnasios en fase 2.

En la sesión, la que calificaron de muy positiva y que encontró buena acogida por la Comisión, consideraron que han sido discriminados frente a otros comercios, que no existen argumentos o razones científicas que justifiquen la medida de mantenerlos cerrados prácticamente durante un año, los que les ha provocado un tremendo daño económico, siendo que han dado muestras de cumplir con los protocolos exigidos por la autoridad sanitaria, siendo que a lo largo de Chile y del mundo han demostrado su eficacia, que se traducen en contagios casi igual a cero, teniendo trazabilidad, data y exigencias que hacen de los gimnasios uno de los comercios más seguros que existen.

 

Datos INE

Según datos del INE, el Índice de Ventas del sector de actividades artísticas y recreación, que incluye a los gimnasios, se contrajo un 81,3% respecto al mismo período del año anterior. Además anotó una variación acumulada de - 49,6% a julio de 2020. Por otra parte, el 55,36% de los empleos vinculados a este sector se han perdido solo en un año debido al cierre de las instalaciones.

En tal sentido, el gerente de Sportlife en la región de Coquimbo, Francisco Ruiz Tagle, quien explica que es bueno que las autoridades se enteren de la compleja situación que vive el gremio, asegura que la situación actual de los gimnasios es límite. “Muchos de los gimnasios chicos en la región y también en el país han quebrado, los que hemos podido mantenernos tenemos a gran parte de nuestro personal suspendidos, con las consecuencias que eso tiene para las familias de todos”, indicó.

De acuerdo con Forbes, se estima que a nivel mundial, 2 de cada 3 gimnasios se vieron obligados a detener sus funcionamientos, esto como consecuencia de la pandemia.

El seremi de Economía, Carlos Lillo, señaló al respecto que el cierre de gimnasios responde a una medida tomada en el mes de marzo para frenar el alza de contagios de Covid-19. “Entendemos la compleja situación económica y social que implica este retroceso en la reactivación, pero la salud de la población es primordial en tiempos de pandemia”, agregó.

 

Compromisos y deudas

De acuerdo al gerente de Sportlife, han tomado créditos Covid entre marzo y abril del año pasado. Sin embargo, hace varios meses los bancos han comenzado a cobrar el préstamo, no tiene como pagarlos y la banca no puede postergar los compromisos.  “Los niveles de deudas nos van a tomar los próximos seis a ocho años poder salir de ellas previendo actividad pre pandemia, o sea suponiendo que la cosa va a mejorar, eso en el mejor de los casos, porque muchos gimnasios más pequeños ni siquiera han podido tener acceso a esos créditos”.

Ruiz Tagle además señaló que deben pagar patentes municipales con la prohibición de operar.

“Nosotros seguimos pagando las imposiciones de todo nuestro equipo que está suspendido, seguimos pagando los gastos comunes a las inmobiliarias de los locales, seguimos pagando una serie de gastos y por eso es que la situación es tan grave, no es que uno no tenga ingresos durante un año, sino que hay muchos gastos que no se pueden cortar”, explicó el gerente de Sportlife.

Sin embargo, señaló que no han recibido ningún subsidio específico por parte del Gobierno como rubro, a diferencia del caso del turismo, quienes pudieron beneficiarse del permiso de vacaciones.

 

Suscripciones

Comenta Ruiz Tagle que todos los socios adheridos al gimnasio no han perdido un día de su suscripción, pues cada vez que han debido cerrar se consideran todos los escenarios. “Hemos hecho una serie de inversiones tecnológicas que  nos permiten ofrecer clases online, pero no se cobra, ese es un servicio que ofrecemos a nuestros socios y a la ciudadanía en general”, explicó.  

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X