Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro Ubilla
Se trata del segundo campeonato de la temporada 2021 que congregó a jugadores de varios rincones del país que buscan puntos para el ránking de Chile.

Con jugadores de todo el país se está desarrollando en la arcilla del Club de Tenis de Coquimbo, el Campeonato de Tenis Adaptado de Pie. Se trata del segundo torneo a nivel nacional que citó la asistencia en tres categorías. Según los organizadores, la clausura está agendada para el mediodía de hoy, jugándose las finales desde las 11:00 horas.

Alejandro Roa, director de la Federación de Tenis de Chile y encargado del Tenis Adaptado, mostró su felicidad por el hecho de concretar un nuevo torneo en el país (el primero se hizo en septiembre en Santiago), ya que de esa manera han podido establecer un ránking, “habíamos planificado realizar varios torneos en el año, pero las restricciones de pandemia nos complicaron, aunque lo importante es que podemos tener actividad que en realidad es lo más importante”, indicó.

Aunque reconoce que a Coquimbo no llegó la dotación completa de jugadores que tienen registrados a nivel país, se mostró complacido por la concurrencia, “es posible que la pandemia influya en que algunos no viajen, sin embargo, tenemos varios jugadores, no llegó la dotación completa, aunque acá hay jugadores de Concepción, Quillota, Concón, como los jugadores de la región”.

Visibilización



Para Roa, uno de los aspectos importantes en estos momentos es la promoción de los torneos y entregar las armas a los tenistas para que puedan participar y asistir a las competencias, “la verdad es que se hacen gestiones para convocar a más jugadores, aunque el aspecto principal es visibilizar esta actividad y que la gente la conozca, que la gente que tiene alguna discapacidad, pueda hacer deportes, que hay iniciativas, tenemos pensado comenzar con hacer clínicas de tenis a lo largo del país, clases de tenis en conjunto con asociaciones”, recalca.

Igual de entusiasta se mostró el presidente del Club de Tenis Coquimbo, Omar Yáñez, quien reconoce que concretar este segundo torneo en el año en Coquimbo, es el reflejo de lo inclusivo que ha sido el club desde hace varios años, trabajando todos los días con quienes experimentan alguna discapacidad, “llegó un alto número de jugadores que demuestra el fuerte deseo de participar y competir. Cerca del 80 por ciento de los jugadores que están en actividad, están acá. Eso nos tiene contentos, ya que podemos planificar a futuro”.

Enfatiza en la responsabilidad que tenemos como sociedad de entregar las condiciones para que se realicen los viajes y se entreguen las condiciones, “ya sabemos de sus necesidades y tenemos que tratar de cumplir y sensibilizar a las autoridades locales, regionales y nacionales, para que dispongan de más recursos para esta actividad, ya que son chicos que no tienen los dineros para movilizarse de una ciudad a otra y eso hay que cubrirlo sí o sí, ellos hacen el esfuerzo de viajar, participar y por lo mismo debemos atender esa exigencia”, precisó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X