• Jorge Torres exhibe con orgullo las llaves de Iquique, ciudad que siempre ha reconocido este logro.
  • En los tiempos cuando se lucía en la caza submarina. Fue un logro superior e inolvidable
  • Los campeones mundiales. En la imagen, Raúl Choque, Eduardo Soto, Pedro Rozas, Jorge Torres, Samuel Rodríguez y Fernando Sánchez.
  • El momento mágico, cuando llegaron los coquimbanos a su tierra y recibieron el afecto de los suyos.
  • Su señora le acompaña siempre. En la imagen, le ayuda a buscar reconocimientos históricos.
Crédito fotografía: 
Foto: Andrea Cantillanes
Quien perteneció al Club de Atenas de Coquimbo, y que formó parte del equipo que representó a Chile en el décimo campeonato mundial de caza submarina que se realizó en septiembre de 1971 en Iquique, era el más experimentado del team. Hoy, 46 años después, con 88 de edad, “Choche” recuerda esos tiempos y espera que exista un reconocimiento mayor a su figura y a los amantes de este deporte

A sólo pasos del sector de San Juan, en Coquimbo, vive un hombre tranquilo, bonachón, amigo de sus amigos, que ha generado gran cariño entre sus hijos y sobre todo entre sus nietos, que pese a los años, siempre lo visitan en compañía de sus retoños, que son sus bisnietos.

En la quietud de los años, Jorge “Choche” Torres abraza a su señora, su gran cómplice. Y de paso, su etapa como deportista, primero como nadador de aguas abiertas y luego como un audaz cazador submarino en la comuna puerto.

Y ese contexto, es importante destacar que él fue parte de un equipo que marcó uno de los primeros hitos realmente grandes del deporte chileno, que fue la obtención del Campeonato Mundial de Caza Submarina, que se desarrolló  en el puerto de Iquique en septiembre de 1971. Uno de los hechos más importantes, pero que pocas veces ha sido relevado.

En el equipo también estaban Raúl Choque, Eduardo Soto y Samuel Rodríguez (Iquique), además de Fernando Sánchez y él, ambos coquimbanos. 

Gómez es un hombre nostálgico por esencia. Y recuerda a algunos de sus compañeros.

“Raúl Choque fue era un excelente buceador. Él realmente dio la pauta para obtener el campeonato, gracias a su puntaje individual. Samuel Rodríguez también era muy bueno. En general, todo el equipo lo era”, recalcó este hombre, mientras su señora le ayuda a buscar fotografías.

Tiene una gran cantidad de imágenes de esos años. Y es lógico que le llene de orgullo. “Casi todos los años, en Iquique, reconocen la labor que realizamos en aquella época. Se acuerdan las autoridades, pues se trató de un hito relevante, lo que no ha sucedido acá en Coquimbo. Creo que es lamentable que no se acuerden mucho de nosotros”, recuerda con cierto dejo de insatisfacción, pero siente que dio todo lo mejor que pudo. Eso lo tiene con la conciencia tranquila.

De todas formas, tiene palabras para quien fue uno de sus compañeros. El mítico Fernando Sánchez. Hay un cierto dejo de pena, porque sostiene que en las entrevistas que se le han hecho, muy pocas veces lo recuerda o menciona. Pero de todas formas, no tiene rencor. “Lo pasado es pasado”.

Sin embargo, la historia fue muy generosa para quienes defendieron a la selección nacional durante esa épica hazaña.

En la etapa clasificatoria, previa a la competencia, el primer puesto fue para el iquiqueño Samuel Rodríguez, seguido por otro hombre de la “tierra de campeones”, como fue Raúl Choque, y  la tercera colocación fue para Jorge “Choche” Torres.

El momento de gloria llegó el 4 de noviembre de 1971, cuando Chile se tituló campeón mundial de caza submarina, en condición de local. Fue realmente impresionante, ya que el país se impuso por equipos a Estados Unidos, que era el campeón vigente, y en tercer lugar se situó Perú.

Un momento sin dudas glorioso.

“Al principio, sólo tenía el instinto para sacar peces desde la tierra, los que algunas veces llevaba para la casa para almorzar con la familia. Pero es muy distinto realizarlo en el mismo mar. Se hace mucho más difícil”. Jorge Torres, campeón mundial de buceo

HISTORIA.  Jorge “Choche” Torres recordó que en sus primeras etapas se desempeñó como waterpolista,  y luego se hizo muy amigo de los buzos en Coquimbo, lo que le abrió las puertas hacia un futuro esplendoroso.

En forma paulatina, fue aprendiendo, observando lo que sucedía bajo el agua, mirando como otros se dedicaban, en forma silenciosa, a la caza submarina en sus diversas vertientes. “Al principio, sólo tenía el instinto para sacar peces desde la tierra, los que algunas veces llevaba para la casa para almorzar con la familia. Pero es muy distinto realizarlo en el mismo mar. Se hace mucho más difícil”, señaló.

“Choche” obtuvo un excelente lugar en buceo, segunda categoría en Coquimbo en 1968, y al año siguiente buceó en primera.

“Lo increíble es que mi abuelo siguió buceando. Incluso, el 2006 fue a Iquique a bucear en un campeonato de seniors, y de hecho en esa oportunidad lo reconocieron”. Hugo Contador, nieto de Jorge Torres

Torres indicó que lo más meritorio es que, con la práctica, poco a poco se fueron alcanzando los primeros lugares en diversas competencias a nivel nacional, lo que conformó un equipo de figuras que llevó a Chile a lo máximo, en un deporte que no ha sido lo suficientemente ponderado.

LO ADMIRAN. Sus nietos han visto el empeño de su abuelo. Por años, fueron testigos de cómo se levantaba a las 5 de la madrugada para nadar a la Herradura y la cruzaba de extremo a extremo.  “Luego volvía para trabajar. Trotaba y entrenaba duro”, recuerda su nieto Rodrigo, quien incluso señaló que varias veces, su propio abuelo lo iba a dejar al colegio en aquel momento. Y por cierto también heredó la pasión por las aguas y las competencias deportivas.

Incluso, recuerdan que su última participación competitiva, aunque parezca increíble, tuvo lugar  en 1991. Y luego, todo lo demás vino en forma más bien recreativa, y pensando en obtener productos para el hogar. “Lo increíble es que mi abuelo siguió buceando. Incluso, el 2006 fue a Iquique a bucear en un campeonato de seniors, y de hecho en esa oportunidad lo reconocieron”, recordó otro de sus nietos, Hugo.

Para don Jorge, precisamente uno de los valores significativos está en el valor de difundir el deporte entre la juventud. Por esto, para él su testimonio resulta tan importante. “Creo que de esta forma los jóvenes no caen en la maldad. Yo, con mis años aún soy muy positivo, e incluso me dedico a la fabricación de redes de pesca. Mis nietos también me invitan a pescar, y no sólo vamos a Coquimbo, también nos interesa ir a Punta de Choros. Realmente pasamos momentos muy gratos cuando concretamos esos viajes”.

Para “Choche”, el gran mensaje que puede entregar no son sólo sus trofeos y medallas, que son muchos. Hay un ejemplo de dedicación por su salud personal, para así prolongar su calidad de vida y demostrar que cuando hay ganas, se puede. “No hay límites de edad que puedan impedir que una persona decida preocuparse por lo más importante, que es su calidad de vida. Lo demás, son excusas”. Torres no se arrepiente de nada. La vida lo premió.

EL VALOR DE UN EQUIPO

Max Flores, entrenador de la selección chilena de caza submarina, en conversación con prensa de la época, se refirió a las características de los sus dirigidos y cuáles eran sus hombres titulares de cara al mundial de Iquique. Sobre este punto, afirmó que sus hombres puestos “son el iquiqueño Samuel Rodríguez y los coquimbanos Raúl Choque y Jorge Torres. En calidad de reservas están Fernando Sánchez, Ernesto Soto de Coquimbo y el iquiqueño Pedro Rojas”.

Con respecto de las características de sus hombres, Flores fue certero. “Pedro Rosas es nuevo en este deporte. 24 años. Buceador muy bien dotado para la caza submarina. Ernesto Soto es de la nueva hornada. Con 26 años es uno de los buceadores que se perfila con mayores posibilidades futuras. Fernando Sánchez es un gran cazador de 32 años, con gran experiencia ganada en justas nacionales e internacionales”.

Sobre Raúl Choque, indicó que “tiene 28 años, pero es relativamente nuevo en esta actividad. Sólo se destacó el año pasado. Con grandes atribuciones naturales para el buceo”.

Con respecto a Jorge “Choche” Torres, recalcó que “con sus 42 años es el veterano del equipo. Un ejemplo de tenacidad y dedicación. Se entrenó durante tres meses para las pruebas de selección, en las que se lució”. Un gran halago para el coquimbano.

Respecto de porqué escogía deportistas nortinos, sostuvo que “los nortinos son los mejores buceadores. Hicimos el mes pasado en Iquique una rigurosa selección, obligando a los hombres a trabajar en distintas zonas para que las posibilidades fueran parejas, El resultado fue categórico. Salieron en los primeros lugares tres coquimbanos y tres iquiqueños”, resumió en  aquel entonces.  3801ir

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X